Consejos al visitar una casa de empeño, ¡que no te vean la cara!
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología Viral Policiaca Cartones

Economía

Consejos al visitar una casa de empeño, ¡que no te vean la cara!

Antes de empeñar algo, la Condusef sugiere considerar otras alternativas como un préstamo personal, de nómina o tarjeta de crédito. Si decides empeñar, sigue estos consejos.

Consejos al visitar una casa de empeño, ¡que no te vean la cara! | El Imparcial de Oaxaca

Ciudad de México

Si los gastos de diciembre dejaron un hueco en tu cartera y estás evaluando empeñar algún bien para salir del bache, debes tomar en cuenta que aunque parezca la alternativa más rápida para financiarte, ésta puede salirte más cara de lo que imaginas.

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) recomendó “tomar en cuenta que los préstamos en algunas casas de empeño resultan muy costosos, por lo que además de comparar entre ellas, podrías considerar otras alternativas como un préstamo personal, de nómina o incluso una tarjeta de crédito”.

Si decides que empeñar es la opción que más te conviene, sigue estos siete consejos para evitar sorpresas mayores:

  1. Compara opciones: No dejes tus prendas en la primera casa de empeño, tómate el tiempo para elegir la que más liquidez te ofrezca con una tasa de interés baja.
  2. Checa la tasa de interés anualizada: Algunas casas de empeño manejan tasas muy elevadas.
  3. Pregunta por el porcentaje de avalúo que te prestan: Es obligación de la casa de empeño informarte claramente antes de firmar el contrato.
  4. Consulta la demasía: En caso de no recuperar tu prenda y ésta sea vendida, la casa de empeño debe darte la diferencia entre el valor de venta y el costo de la pertenencia.
  5. Pregunta sobre los refrendos: Es decir, a cuántas renovaciones tienes derecho y el aumento del plazo establecido para recuperar tu prenda.
  6. No olvides ver el CAT: Al igual que los créditos de los bancos, los préstamos de las casas de empeño tienen un Costo Anual Total (CAT), haz cuentas
  7. Verifica el contrato: Cerciórate de que contenga el número de registro otorgado por la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) y la fecha en que se autorizó. Para comprobar su validez ingresa a la página del Buró Comercial.