Talan 6 millones de árboles en Ghana para llevarlos ilegalmente a China |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Ecología

Talan 6 millones de árboles en Ghana para llevarlos ilegalmente a China

Los bosques secos y las comunidades rurales de Ghana siguen siendo víctimas del saqueo de palisandro.

Talan 6 millones de árboles en Ghana para llevarlos ilegalmente a China | El Imparcial de Oaxaca
Foto: Internet.

Unos seis millones de árboles palo de rosa han sido talados en Ghana para su exportación a China desde 2012, como parte de una práctica ilegal que se lleva a cabo en el país africano pese a la prohibición vigente, denunció la Agencia de Investigación Ambiental (EIA, por sus siglas en inglés).

En un reporte publicado este martes, la organización dedicada a la protección del medio ambiente lamentó que los bosques secos y las comunidades rurales de Ghana siguen siendo víctimas del saqueo de palisandro.

Desde hace siete años, más de 540 mil toneladas de palo de rosa, el equivalente a unos seis millones de árboles, fueron importadas ilegalmente a China desde Ghana, detalló la EIA, con sede en Washington.

Señaló que se trata de un esquema masivo de tráfico de madera, habilitado por la corrupción y la colusión de alto nivel, en el cual funcionarios corruptos falsifican los documentos para que la madera salga del país, sin importar la crisis de desertificación actual en ese país.

China demanda sin control a Ghana y otros países de África el palo de rosa, que tarda unos 100 años en crecer, principalmente para fabricar muebles, añadió.

Ghana ha tomado medidas para frenar la tala y comercio ilegales de palisandro desde 2012, sin embargo, las prohibiciones han sido burladas por los traficantes.

El palo de rosa está protegido por la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (CITES, por sus siglas en inglés), pero grupos en pro del medio ambiente señalan que esa protección no es suficiente.