Locatarios de Tuxtepec aún sin Mercado Central
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Cuenca

Locatarios de Tuxtepec aún sin Mercado Central

Los mercaderes continúan vendiendo sus productos en la calle desde hace cerca de 10 meses y sufriendo las inclemencias del tiempo

Locatarios de  Tuxtepec aún sin Mercado Central | El Imparcial de Oaxaca

Locatarios del Mercado Central de esta ciudad, continúan vendiendo sus productos sobre la calle Juárez y la Avenida Independencia desde hace cerca de 10 meses y sufriendo las inclemencias del tiempo, ya que constantemente por el cambio climático de repente llueve, como por ejemplo este lunes 14 de enero amaneció lloviendo y hubo mal tiempo desde el sábado.

Algunos locatarios están desesperados por esta situación ya que en diciembre el director de Comercio Municipal les dijo que en diciembre entregarían la obra pero se detectó que había muchas fallas entre ellas el hecho de que al llover cae agua en una de las bardas del mercado y moja uno de los locales y aparte la barda de una casa particular.

Incluso habían invitado al presidente municipal a inaugurar la obra, pero el edil al ver algunas anomalías dijo que mejor se esperaran otro poco para que la obra quede bien; por lo que este fin de semana dijo el edil que los responsables de Sinfra le dijeron que esperan que todos los detalles queden concluidos en un plazo de 30 días.

Además mencionó que algunas cosas que faltan son colocar cristales y cortinas en algunos locales, por lo que no se recibirá la obra hasta que quede bien terminada ya que es mejor así, para que todos los locatarios reciban sus locales plenamente satisfechos.

Por su parte los locatarios y su dirigente Daniel Santinelli, están de acuerdo con el Presidente Municipal, pues han dicho que es mejor esperar un poco hasta que se terminen esos detalles y no recibir la obra así como esta, con el riesgo de que después los mismos locatarios con sus recursos propios tengan que terminar lo que haga falta.