Celebran a la Niña Blanca en Tuxtepec, Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Cuenca

Celebran a la Niña Blanca en Tuxtepec, Oaxaca

La adoración a la Santa Muerte en Tuxtepec ha crecido con los años debido a sus milagros concedidos a sus fieles a través de mandas

Celebran a la Niña Blanca en Tuxtepec, Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

La adoración a la Santa Muerte o la Niña Blanca, inicio en  el barrio de Tepito en la casa de una señora de nombre Enriqueta Romero, más conocida como doña Queta, quien hace 16 años puso un altar en su honor, en la calle Alfarería de ese barrio bravo de la ciudad de México, en ese lugar se reúnen el día primero de cada mes, quienes la adoran o van a pedirle  algún favor.

Algunos llegan de rodillas cargando la imagen de la Santa Muerte, pidiéndole algún favor, otros le llevan flores o algún regalo, otros va a pagar la manda, o el pago por el favor ya recibido, algunos se sacrifican y llegan hincados hasta con las rodillas peladas, con tal de pagar ese favor recibido, algunos por cumplir y otros por el temor si es que no le pagan lo prometido.

Se dice que esta creencia inició como una unión entre el catolicismo y el politeísmo prehispánico, aunque ahora es una de las santas que la religión católica no acepta como tal; pero algunas personas dicen que es el único santo que podemos ver cuando nos toca morir.

Los creyentes en la Niña Blanca la  festejan el 1 de noviembre a la medianoche, cuando la mayoría de los mexicanos festejan a sus fieles difuntos, es el momento y el día más importante para quienes veneran a la Santa Muerte, ahí hay música de todo tipo principalmente de Mariachi.

Esta adoración llegó a Tuxtepec años atrás, pero no hay cofradía u organización a la que se adscriban sus fieles, hay muchas personas que la veneran pero cada quien lo hace en su casa, por ejemplo doña Pili lleva 47 años de festejarla en su domicilio y vienen muchas familias que de alguna manera han recibido algún favor de la Santa Muerte; se puede decir que en esta ciudad hay unas 18 familias que la veneran y le hacen su propia fiesta también cada año.

Mencionó que ella la festeja cada 18 de diciembre aunque este año por unos  problemas no pudo hacerlo por lo que se encuentra un poco triste ya que nunca le había pasado una situación como por la cual está atravesando, por lo que a todos los invitados que llegan cada año a su casa a la fiesta que se hace les pide disculpas, pero espera que el próximo año si se pueda realizar el festejo.

Cabe mencionar que las personas que acuden a los festejos de la llamada Niña Blanca, a alguna de las  casas  donde la veneran cada año, son de los diferentes estratos sociales y algunos tienen en sus casas por lo menos una figura de la Santa Muerte.

Doña Pili es muy conocida en esta ciudad y a su casa ubicada en la colonia Jardines del Arroyo, acuden a diario personas de diferentes lugares de la República Mexicana, para hacerle alguna consulta y de paso ver el altar que tiene en su patio.

Entre la caseta de cobro de Tuxtepec denominada El Caracol y Santa Cruz, Veracruz, hay una capilla de la Santa Muerte, en donde infinidad de autos de todo tipo se paran cuando van de viaje y se encomiendan a ella, para que puedan llegar a su destino, desde luego, quienes creen en ella.