Incrementa el padrón de sexoservidoras en Tuxtepec, Oaxaca
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología Viral Policiaca Cartones

Cuenca

Incrementa el padrón de sexoservidoras en Tuxtepec, Oaxaca

De acuerdo al reporte que dieron a conocer no hay mujeres que porten alguna enfermedad que ponga en riesgo la vida de los clientes

Incrementa el padrón de  sexoservidoras en Tuxtepec, Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

En tan solo un año, el padrón de trabajadores de bares y cantinas aumentó de 250 a 300, sin embargo, y por fortuna en cuestiones de enfermedades venéreas todo está controlado, ya que acuden en tiempo y forma a sus revisiones médicas, por lo cual no ha sido necesario retirar su tarjeta de trabajo a nadie, así lo dio a conocer el maestro en salud pública del ayuntamiento de Tuxtepec, Mauro Silva Chávez.

Explicó que pese a que ha crecido un poco el padrón de trabajadores en algunos bares y cantinas de la ciudad, se lleva un control pues no todas las mujeres son locales sino, que también llegan jóvenes foráneas a trabajar solo los fines de semana, lo cual es importante recalcar.

Mencionó que se hacen las revisiones pertinentes a cargo del área de salud municipal para que cada una de las sexoservidoras sean revisadas y lleven un control y con esto detectar si alguna de ellas es portadora de alguna enfermedad venérea, estas visitas al doctor municipal las deben hacer una vez al mes.

Dijo que si hay algunas de las mujeres que se dedican al servicio de compañía que pueden contener alguna enfermedad, pero a base de tratamientos médicos sanan o se controla, si en dado caso una sexoservidora es detectada con algún virus se le retira su tarjeta y posteriormente es tratada durante diez días, sin embargo, sino presenta las condiciones físicas para dar su servicio en el tiempo estipulado, se regresa y su tarjeta es retenida y no puede prestar sus servicios.

Explicó que es por eso que cada una de ellas debe llevar su control, ya que pueden incluso infectar a los hombres, si la enfermedad es contagiosa ó en otro caso pueden estar enfermos sin saberlo y contagiar a más mujeres.
Un tabú

Un grupo condena la prostitución, repudia que se trate el cuerpo femenino como una mercancía y exige acciones contundentes contra los tratantes y sus cómplices. El otro pide que se persiga la trata, pero que no se criminalice a quienes decidan por voluntad propia dedicarse al trabajo sexual y que se garantice el libre uso que puede hacer una persona de su cuerpo.

En el fondo, el comercio sexual sigue siendo un tabú en México. Se conoce que cientos de miles de mexicanas ejercen este oficio, pero nadie sabe cuántas son con exactitud. Algunos cálculos oficiales rondan el 0,25% de la población femenina, unas 150.000. Brigada Callejera asegura que una cifra más real se acerca a las 800.000 y que cada trabajadora sexual genera dos empleos legales.

 

 

Relacionadas: