Urge nuevo cementerio en Puerto Escondido, Oaxaca |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Urge nuevo cementerio en Puerto Escondido, Oaxaca

Habitantes exigen un lugar digno para enterrar a sus muertos, así como cuentas claras al respecto

El segundo cementerio municipal de Puerto Escondido, de acuerdo a las declaraciones de algunas personas nativas de esta ciudad, fue puesto en funcionamiento por el entonces agente municipal, Daniel Bramblett Lomelí, en abril de 1963, el cual se encuentra ubicado en el Sector Reforma “D”, en el centro de Puerto Escondido, y tiene una superficie de alrededor de 3,000 metros cuadrados; sin embargo, desde hace 4 o 5 años ha empezado a dar señales de que está llegando al final de su vida útil.

Dos cementerios

En este puerto existen dos cementerios; el primero de ellos ubicado junto a la escuela primaria Las Primeras Luces, conocido como “El Bosque”, anteriormente llamado “Fundadores”, en donde se sepultan a las personas reconocidas como fundadores de Puerto Escondido.

Las personas nativas de esta ciudad, comentan que el funcionamiento de este primer panteón inició en el año 1938, y que actualmente cuenta con espacios disponibles, pero se encuentran reservados, para las personas que se les reconoce con el estatus de fundadores.

En tanto, el segundo cementerio, ubicado en el centro de esta ciudad, ha dejado de ser funcional, ya que es casi imposible encontrar un lugar adecuado para sepultar más cuerpos.

El señor Daniel Bramblett Lomelí, ya fallecido, llegó a Puerto Escondido hace más o menos 88 años, de los cuales sirvió en tres ocasiones como agente municipal y en su primera administración se puso en marcha el segundo panteón municipal.
Cabe mencionar que antes de funcionar como cementerio, este lugar era utilizado como “basurero”.

El perímetro de este segundo cementerio fue cercado en 1974 y posteriormente se le construyó una barda en 1993, tanto la puesta en funcionamiento y arreglos a este panteón, fueron realizados durante las tres administraciones de Don Daniel.

En la actualidad este segundo cementerio rebasa su capacidad, pues no existe ya un lugar adecuado para sepultar ante la falta de un tercer panteón.

Actualmente ya no existen ni pasillos para cavar una tumba, en voz de algunos dolientes, comentan que buscan algún espacio y que al estar cavando, encuentran restos humanos, esto sucede porque los familiares nunca visitan a su familiares sepultados y por ende la tumba se pierde y, al cavar una nueva tumba dan con los restos olvidados.

El requerimiento

La ciudadanía se queja y comenta que Puerto Escondido ha crecido bastante, el actual panteón municipal ya se ubica en la zona centro, rodeado por colonias, centros escolares y es causa de constantes quejas, tanto a las autoridades municipales como sanitarias, porque en múltiples ocasiones se perciben hasta estos lugares, olores fétidos debido al mal estado en que llegan los cadáveres y la tardanza para ejercer las autopsias de ley, aunado a que no hay un descanso municipal con las reglas sanitarias para su correcta operación.

Estalla problemática

En el trienio 2014 – 2016 de San Pedro Mixtepec, mostró un real interés por solucionar esta problemática, ex funcionarios de esa administración, precedida por el maestro arquitecto José Antonio Aragón Roldán, comentaron que esa administración celebró un contrato de compraventa de un terreno de tres hectáreas, con el señor Israel Cerón, se dijo que dicho predio se ubica a la salida de Puerto Escondido, a la altura de la colonia la Lucerna, en el contrato de compraventa se estipulaba que el precio del terreno tenía un valor de dos millones trescientos mil pesos, la presidencia daba un anticipo de ochocientos mil pesos, debiendo pagar el resto del monto en los próximos meses a nombre del señor Israel Cerón.

Sin embargo, antes de que se realizara el primer pago de dicho predio para el tercer cementerio, estalló la problemática con los mal llamados en su momento “regidores de mayoría”, ese grupo compacto de regidores desconocieron todos los compromisos adquiridos por el presidente Aragón, por no cumplir con el contrato de compraventa con el señor Israel Cerón, ya no se adquirió el terreno e incluso se perdieron los ocho cientos mil pesos de anticipo, por incumplimiento de contrato.

Se dijo que en el terreno ya se estaban haciendo los trabajos pertinentes para que a la brevedad empezara a funcionar como cementerio. Dichos funcionarios revelaron también que tiempo después, empresarios de la ciudad de México adquirieron un predio con la finalidad de habilitar un panteón particular, donde tenían la intención de destinar el 30 % de los espacios para obra social, es decir que si algún familiar era de escasos recursos y así lo demostraba, se le condonaría cualquier tipo de pagos.

Trascendió que el ex presidente Aragón aceptó de inmediato y les facilitó todo a dichos empresarios, incluso les condonó algunos pagos municipales para que el panteón iniciara operaciones de inmediato, ante la incertidumbre con la problemática que habían generado los tristes celebres “regidores de mayoría”, los empresarios decidieron no invertir al respecto.

Urge un nuevo panteón

Los expertos en el tema comentan que urge un nuevo terreno para dicho panteón, dicen que la extensión de tierra deberá ser de por lo menos cuatro hectáreas.

En tanto la ciudadanía pide a las autoridades actuales que el nuevo panteón sea un proyecto con obras públicas para que se realice una urbanización y tener un mejor control, exigen también los porteños el diseño de un nuevo anfiteatro que cuente con todos los requerimientos de ley.

La ciudadanía asegura que a más de medio siglo de funcionar este panteón, urge uno nuevo que opere ya con las leyes actualizadas para que se cumplan las estrictas reglas operacionales y de planeación, todo esto ante el crecimiento poblacional que día tras día es más impactante en esta ciudad ya internacionalmente conocida.

La autoridad municipal prácticamente tiene en el olvido el tema del cementerio, la agencia municipal de este puerto siempre ha informado que el terreno ya está, que fue adquirido en pagos parciales o fraccionados, han realizados rifas y ventas en los eventos que la municipalidad realiza en favor de este nuevo cementerio pero hasta la fecha no lo han puesto a funcionar.

Cobran altas tarifas

En el cementerio actual prácticamente ya no cabe ni un alfiler, incluso existen quejas fuertes de posible corrupción, hay comentarios que en la administración anterior de la agencia municipal, alguien se atrevió a cobrar a un doliente 50,000.00 pesos para conseguirle un espacio para sepultar a un familiar; la ciudadanía se pregunta, ¿quién de esa administración cobró ese dinero, que fin tuvo esa fuerte cantidad, o quien lo tiene?

Ante esta situación, la ciudadanía le exige a la actual administración municipal que de inmediato habilite el terreno que dice ya fue adquirido y destinado para que funcione como cementerio.