Con marcha, en Pochutla conmemoran aniversario luctuoso del Caudillo del Sur |
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología Viral Policiaca Cartones

Con marcha, en Pochutla conmemoran aniversario luctuoso del Caudillo del Sur

Participaron más de 400 comuneros y avecindados. Líderes que tomaron la palabra compararon la traición contra Zapata, realizada por el coronel Jesús Guajardo, con aspectos políticos ocurridos en la actualidad

  • Con marcha, en Pochutla  conmemoran aniversario  luctuoso del Caudillo del Sur
  • Con marcha, en Pochutla  conmemoran aniversario  luctuoso del Caudillo del Sur
  • Con marcha, en Pochutla  conmemoran aniversario  luctuoso del Caudillo del Sur

Comuneros de San Pedro Pochutla conmemoran con una marcha en las calles principales de ésta ciudad y una comida el 99 aniversario luctuoso del general Emiliano Zapata Salazar, emblema de la Revolución Mexicana.

Desde las nueve de la mañana, comuneros y ciudadanos de éste núcleo agrario, comenzaron desde la plaza Las Golondrinas de ésta población, una marcha encabezada por uno de los líderes agrarios, Jesús Reyes, para conmemorar un aniversario luctuoso más del caudillo del Sur, Emiliano Zapata.

Un poco más de 400 personas, entre comuneros y ciudadanos se reunieron para comenzar la marcha que culminó en la casa comunal de ésta población.

Durante la marcha participaron comuneros montados a caballo y otras que caminaban portando estandartes en conmemoración del aniversario luctuoso.

En la casa comunal, líderes agrarios tomaron las palabras para recordar al Caudillo del Sur quien fuera abatido a balazos un diez de abril de 1919 en la hacienda de Chinameca.

Líderes que tomaron la palabra compararon la traición contra Zapata, realizada por el coronel Jesús Guajardo con aspectos políticos ocurridos en la actualidad.

“Así como Emiliano Zapata defendió con coraje la propiedad de la Tierra, defenderemos lo nuestro en nuestro pueblo; nuestros comuneros seguimos aclamando ‘Tierra y Libertad’, ya que la tierra es nuestra, nosotros la trabajamos y no permitiremos que personas ajenas vengan y nos la arrebaten”, comentó Jesús Reyes durante la algarabía.

Participación de la gente

Para la realización de la marcha, Jesús Reyes agradeció el respaldo de la gente, “llegaron de las comunidades para conmemorar a nuestro general Emiliano Zapata”.

Con la marcha en conmemoración, los comuneros demostraron unión, “necesitamos más fuerza, más unión y a pesar de que es un día entre semana y que los que laboran, la participación de nuestra gente es grande y muy importante”.

El comunero comentó que “a pesar que los gobiernos cada día nos quieren pisotear, pero nosotros como comuneros debemos estar muy al tanto y buscaremos esos cambios para el beneficio de todos y si nos van a tomar en cuenta en las próximas elecciones, que lo hagan bien, tenemos que hacer valer nuestro voto”, manifestó.

Se busca la unión de los comuneros

Por otro lado, uno de los comuneros activos, originario de San Roque Pochutla, Hipólito Cortés González, comentó que “con éste evento se demuestra que se puede hacer las cosas, aunque los demás no se unieron en la conmemoración luctuosa de la muerte de Zapata, pero con la participación de la gente se está demostrando que se puede servir al pueblo”, comentó.

Cabe mencionar que hace unas semanas, la elección de los nuevos representantes del órgano comunal fueron suspendidas por presuntas irregularidades; sin embargo, comuneros y avecindados no dejaron pasar en alto la fecha en que el Caudillo del Sur falleciera por una traición por parte del gobierno en turno; además, “Emiliano Zapata es nuestro emblema, es quien nos dio “Tierra y Libertad, porque la tierra es de quien la trabaja”, finalizó.

Zapata y su legado

Emiliano Zapata Salazar nació el 8 de agosto de 1879 en San Miguel Anenecuilco, en el estado de Morelos; hijo de campesinos, quienes les enseñaron desde sus primeros años de vida la problemática del campo.

En el año 1908, Emiliano Zapata fue soldado durante seis meses en un regimiento de Cuernavaca, Morelos y posteriormente fue caballerango en la Ciudad de México.

Fungió como presidente de la Junta de Defensa de las Tierras de Anenecuilco el 12 septiembre de 1909 y mantuvo contacto con Ricardo Flores Magón, Paulino Martínez y Otilio Montaño.

El Caudillo del Sur promulgó el 25 de noviembre de 1911 el Plan de Ayala, con éste se levantó en armas contra el gobierno de Francisco I. Madero por desacuerdo con la cuestión agraria.

En acuerdo con Francisco Villa, lucharon contra el gobierno de Victoriano Huerta, formando el Ejército Libertador del Sur y lograron entrar a la Ciudad de México en noviembre de 1911
Acabaron los latifundios y repartieron la tierra; fundaron un banco agrícola y abrieron numerosas escuelas e impulsaron a la organización de los campesinos, señala la biografía publicada en el sitio electrónico redescolar.ilce.edu.mx.

Con la derrota de Francisco Villa, en 1915, tropas de federales se dirigen a Morelos para cazar y detener a Zapata y fue hasta el 10 de abril de 1919 que fue traicionado y asesinado por el coronel Jesús Guajardo en la Hacienda de Chinameca.

Su cuerpo fue llevado a Anenecuilco, lugar que lo vio nacer y posteriormente fue trasladado a Cuautla, Morelos en donde sus restos reposan al pie de la estatua que le fue erigida.

 

Relacionadas: