Ante la presencia de autoridades y policías la golpean en Mixtepec, Oaxaca | Costa
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones

Ante la presencia de autoridades y policías la golpean en Mixtepec, Oaxaca

Los señores Margarito y Candelaria Díaz, oriundos de San Andrés Copala, a decir de ellos, han hecho donaciones para beneficio de la población

Ante la presencia de autoridades y  policías la golpean en Mixtepec, Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

En San Andrés Cópala municipio de San Pedro Mixtepec, ante la presencia y mirada tolerante de autoridades, policías locales y municipales, el señor Leonso Hernández Hernández, en compañía de sus familiares agredieron brutalmente a los señores Margarito Hernández López y Candelaria Díaz Hernández.

Todas las autoridades anteriores han reconocido que Leonso Hernández, ha tratado de invadir el terreno de Margarito Hernández y Candelaria Díaz, incluso el propietario que le vendió a Leonso, reconoce que los metros que pretende invadir no corresponden a los que le vendió, ya que Leonso Hernandez carecía de Constancia de Posesión.

SON AGREDIDOS AL ESTAR CERCANDO SU PREDIO

El día 21 de diciembre pasado, Margarito y Candelaria, acuden aponer una cerca a su terreno, cuando de manera violenta llegó Leonso acompañado de sus hijos de nombres Pedro Damián, Miguel, Leonso, Fredy y Leticia de apellidos Hernández Cruz, esposa y yerno, aprovechando que eran mayoría apoyados por el agente municipal Oseas Ramos, los alcaldes, policías locales y municipales, comenzaron a agredir a Margarito Hernández y Candelaria Díaz, donde el alcalde Gustavo Cruz López participó lanzándoles piedras, agresión en la cual el matrimonio sale golpeado, donde la señora Candelaria, resultó con heridas que pusieron en peligro su vida por las pedradas recibidas.

LAS ACTUALES AUTORIDADES SE NIEGAN CUMPLIR ACUERDOS

Los señores Margarito y Candelaria Díaz, oriundos de San Andrés Copala, a decir de ellos, han hecho donaciones para beneficio de la población.

Comenta el matrimonio que el 10 de agosto del 2010, donaron un predio de mil 200 metros cuadrados, en el lugar denominado la Loma, a petición de las autoridades, pues llegó material para construir un centro de salud, firmaron un acuerdo donde a cambio, las autoridades le iban a abrir acceso vehicular, alumbrado y un retaje de 20 x 20 metros a otro de sus terrenos, y que las mismas autoridades al poco tiempo al no poder cumplir su compromiso le devolvieron la posesión física y material de dicho terreno donado, con la promesa que le devolverían la Constancia, pues la habían entregado a las autoridades agrarias por lo que tomaron de nuevo posesión de dicho predio
que donaron para beneficio del pueblo 250 metros para una calle, que se ubica en Barrio Bajo junto al río, ya que el agente municipal de nombre Marciano Chávez Cruz les manifestó se construiría una calle de 6 metros de ancho para beneficio del pueblo, y con tristeza descubren que la calle solo benefició a su hermano de nombre Lucio Chávez, como los pobladores se han dado cuenta.

En septiembre del 2014, el agente Marciano Chávez con el apoyo de amigos y familiares los despojó del terreno de la Loma, que inicialmente habían donado sin consultar al pueblo ni a las autoridades pasadas que se los habían devuelto al no cumplir con lo acordado.

A decir de dicho matrimonio en el 2011, al estar Lucio Chávez Cruz y Abraham Jarquín Díaz como representantes comunales, extendieron ilegalmente 2 Constancias de posesión, una a favor de Leonso para que los siguiera molestando y otra a favor de la Agencia de Cópala, donde se incluía el terreno que habían donado, y convencieron a autoridades para que le dieran el material que sería para el Centro de Salud, a Abraham Jarquín para construir un acceso vehicular a su domicilio y Marciano Chávez utilizó dicha Constancia para hacer creer al pueblo que había recuperado un terreno que supuestamente dicho matrimonio quería quitar al pueblo, cuando el perjudicado fue el pueblo que se quedó sin material y sin el Centro de Salud.

Dicho matrimonio afirma que a las autoridades les molesta que les reclame el cumplimiento de compromisos acordados por autoridades anteriores, por lo que, en lugar de darles solución, han tratado de desprestigiarlos, mal informando al pueblo, haciéndoles creer que son personas problemáticas y pleitistas, cuando lo único que pretenden es hacer valer sus derechos, pues resulta fácil para las actuales autoridades en lugar de cumplir con sus compromisos, prefieren apoyar a los agresores como lo hicieron el 21 de diciembre pasado.

Por todo lo anterior, Margarito y Candelaria Díaz Hernández, hacen un llamado enérgico a las autoridades municipales y comunales en funciones, para que hagan uso de la autoridad que representan y de una vez por todas le den solución a estos conflictos.