Genera inquietud ética el bebé concebido de tres progenitores |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Ciencia

Genera inquietud ética el bebé concebido de tres progenitores

Los riesgos del uso de la técnica para la concepción del bebé, aún no son conocidos totalmente.

Genera inquietud ética el bebé concebido de tres progenitores | El Imparcial de Oaxaca

La madre del bebé concebido con el ADN de tres progenitores diferentes, nacido el martes en Grecia, festejó un “importante adelanto científico” que le ofrece “la más bella oportunidad de mi vida” luego de “cuatro intentos” infructuosos de una fecundación in vitro.

La griega de 32 años, Matina Karavokyri, explicó que, según este método de concepción asistida, “todo (su) material genético” fue introducido en el óvulo de una donante, vaciado de su propio material genético.

“Es como si hubiesen puesto mi óvulo en un cochecito para que pueda viajar hasta el útero”, dijo en una entrevista con la agencia de prensa griega ANA.

Matina Karavokyri dio a luz el martes a un bebé de 2,960 kg en una clínica de un suburbio de Atenas.

Según esta controvertida técnica, el equipo médico grecoespañol dirigido por el embriólogo griego Panagiotis Psathas transfirió el material genético que contiene los cromosomas de la madre al óvulo de una donante, “vaciado” a su vez de su material genético original.

Una vez conseguida esa transferencia al óvulo “portador”, éste fue fecundado in vitro con el esperma del padre y el embrión implantado en el útero de la madre, cuya infertilidad se debió, según la interesada, a un “problema de endometrio”.

“No tiene nada de una tercera persona, es nuestro hijo al 100%”, estimó la mujer.

“Me propusieron este nuevo método y no lo pensé dos veces”, recuerda. “Era la más bella oportunidad de mi vida. Mi sueño se realizó”, dijo.

Esta técnica conocida como transferencia de uso materno (MST, Maternal Spindle Transfer, en inglés) ya permitió, en abril de 2016, que una mujer que sufría del síndrome de Leigh, un problema metabólico hereditario raro, pudiera ser madre de nuevo de un hijo sin esa tara genética. Esa mujer había dado a luz en dos ocasiones, pero los niños no sobrevivieron a ese síndrome de Leigh que les había transmitido la madre.

“Hoy en día, por primera vez en el mundo, el derecho inalienable de una mujer a convertirse en madre con su propio material genético se convirtió en una realidad”, se congratuló el jueves el doctor Psathas, presidente del centro griego Institute of Live (IVF).

El doctor Costa Borges, cofundador del centro Embryotools en España, saludó por su parte “este resultado excepcional que permitirá a innumerables mujeres realizar su sueño de convertirse en madres con su propio material genético”, según su comunicado.

Pero se plantean inquietudes éticas.

“Los riesgos de esa técnica no son conocidos totalmente. Aunque es considerado aceptable para tratar una enfermedad mitocondrial, no lo es en esta situación”, detalló Tim Child, profesor y director médico de la universidad de Oxford en un comunicado.

 

Relacionadas: