Historia de la rana en olla caléntandose explicaría lo que pasará con el calentamiento global |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Ciencia

Historia de la rana en olla caléntandose explicaría lo que pasará con el calentamiento global

Científicos aclaran que esta fábula no refleja lo que en realidad pasaría, pero según un nuevo estudio, funciona como una metáfora perfecta de lo que nos está ocurriendo a los humanos con el cambio climático.

Historia de la rana en olla caléntandose explicaría lo que pasará con el calentamiento global | El Imparcial de Oaxaca

¿Qué ocurre si lanzas una rana en una olla de agua hirviendo? (Solo imagínalo, no lo hagas). Lo lógico es que de inmediato salte e intente escapar, si es que antes no muere.

Pero, ¿qué pasa si pones la rana en agua a temperatura ambiente y muy, muy lentamente la vas calentando hasta que comience a hervir?

Una creencia popular dice que la rana se quedará tranquila, sin darse cuenta de que el agua se está calentando.

El aumento de la temperatura será tan sutil que su cuerpo se irá adaptando al cambio, hasta que finalmente muere hervida, casi sin darse cuenta.

Los científicos aclaran que esta fábula no refleja lo que en realidad pasaría, pero según un nuevo estudio, funciona como una metáfora perfecta de lo que nos está ocurriendo a los humanos con el cambio climático.

“Estamos experimentando condiciones históricamente extremas, pero es posible que no se sientan particularmente inusuales si tendemos a olvidar lo que sucedió hace más de cinco años”, dice en el reporte Frances Moore, profesora de Ciencias ambientales en la Universidad de California Davis y coautora del estudio.

Según la investigación, en promedio, las personas construyen su idea de lo que consideran un clima normal con base en lo que ha ocurrido entre los últimos dos a ocho años.

“Las personas tienen una memoria muy corta respecto a lo que consideran un clima ‘normal'”, dice la investigación.

Se vuelve normal
Para llegar a esta conclusión, Moore y su equipo analizaron más de dos millones de tuits, publicados entre 2014 y 2016, en los que la gente comentaba acerca de temperaturas inusuales, como un invierno demasiado caluroso o extremadamente frío.

Al observar los comentarios, los investigadores se dieron cuenta de que aunque los mismos eventos extremos se presentaran año tras año, la gente comentaba cada vez menos sobre ellos, es decir, los normalizaban en un periodo de tiempo relativamente corto.

“Existe el riesgo de que normalicemos rápidamente condiciones (climáticas) que no queremos normalizar”, dice Moore.

Al igual que la rana, la gente se acostumbra a los cambios del clima, así que deja de prestarles atención y no reacciona.

“He decidido no tener hijos para ayudar a combatir el cambio climático”

Además, los investigadores se dieron cuenta de que aunque había menos reacciones, los comentarios seguían expresando malestar o sentimientos negativos respecto al clima.

“Aunque la gente no hable de estos eventos, les siguen haciendo su vida miserable”, le dice Moore a BBC Mundo. “Este es el verdadero efecto de la rana hervida”, dice el informe.

Las conclusiones de este estudio recuerdan una de las premisas de los científicos que estudian el cambio climático.

Para ellos, no importa si hablamos o no del tema, o si sentimos que no nos está afectando, igual está sucediendo… como el agua de la olla que se calienta poco a poco.

 

 

Relacionadas: