Bañarse con agua caliente en invierno es dañino para la piel | Ciencia y Salud
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones

Ciencia y Salud

Bañarse con agua caliente en invierno es dañino para la piel

Pensarás dos veces antes de abrir demasiado la llave de agua caliente en la regadera

Bañarse con agua caliente en invierno es dañino para la piel | El Imparcial de Oaxaca

Aunque es muy relajante, los baños de agua caliente no son buenos para la piel

Durante esta época del año, es normal que las temperaturas bajen y que lo que más deseemos sea un baño caliente después del trabajo. Sin embargo, expertos advierten de los riesgos que hay en la salud de la piel por bañarse con agua caliente en invierno.

Bañarse con agua caliente es muy relajante y nos ayuda a no sentir frío, pero definitivamente no le hace bien a nuestra piel.

Desventajas de bañarse con agua caliente
Según Ana Rosa Alvarado Rivas, doctora adscrita al Hospital General de Zona (HGZ) No 14 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco, bañarse por mucho tiempo y usando agua muy caliente son errores comunes al bañarnos que cometemos durante el inverno.

La experta señala que con el descenso de las temperaturas, es normal que busquemos algunas prácticas que nos ayuden a mantener el calor corporal, sin saber que éstas pueden causar graves daños en la piel, sobre todo en los niños y adultos mayores.

“Estamos haciendo mal el baño porque lo hacemos prolongado y con agua muy caliente. La combinación de eso con el frío ambiental genera mucha resequedad en la piel, la cual puede verse roja e inflamada”, advierte Alvarado, a Notimex.

Errores comunes después de bañarse

En el caso de los niños, la mayoría de los padres acostumbran vestirlos inmediatamente después del baño, lo que evita el paso de la hidratación de la piel.

La especialista asegura que esta práctica no es recomendable para la piel de los niños, especialmente durante el invierno.

“Es preciso mantener la piel en las mejores condiciones posibles no usando un estropajo en la ducha, bañarse con jabones cremosos, utilizar guantes, bufanda y gorro al salir de casa, porque las manos, pies y cabeza, son las que más pueden sufrir en un momento dado”, agrega.

Por último, la experta sugiere a la población no minimizar el problema de resequedad en la piel, ya que aunque parece un síntoma muy común, en realidad equivale a una quemadura de primer grado. Esto puede desencadenar, ardor y comezón y si no se atienden, pueden agravarse.

Relacionadas: