Adicción al celular podría ser trastorno compulsivo
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología Viral Policiaca Cartones

Ciencia y Salud

Adicción al celular podría ser trastorno compulsivo

Cleptomanía, piromanía y tricotilomanía son ejemplos del padecimiento

Adicción al celular podría ser trastorno compulsivo | El Imparcial de Oaxaca

Pueden parecer conductas normales hoy en día, sin embargo, de ser persistentes pueden tratarse de Trastorno por Control de Impulsos. Incluso pueden ser señales de depresión, ansiedad, baja autoestima o dificultad para socializar.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, los Trastornos por Control de Impulsos se caracteriza por actos repetitivos que no tienen una clara motivación racional. Entre los impulsos están la cleptomanía, piromanía y tricotilomanía (arrancarse el cabello).

Sin embargo, el uso excesivo de la TV o Internet también pueden calificar como trastornos conductuales. Son actividades vistas como una forma de interacción cotidiana normal en la era digital. No obstante, pueden tratarse de actos nocivos para la salud física y mental.

¿Qué es el Trastorno por Control de Impulsos?

Las personas con este trastorno se caracterizan por la búsqueda compulsiva, pérdida de control y malestar cuando no realizan el hábito que provee el estímulo placentero.

Juana Olvera, psicóloga de la Facultad de Estudios Superiores Aragón aclara que las personas con impulsividad experimentan gran tensión que liberan al momento de ejecutar la acción, por eso no pueden controlarla.

Otra condición de las más comunes, el Trastorno Explosivo Intermitente, en el que se tienen reacciones excesivas ante situaciones triviales. Las personas con este trastorno son capaces de iniciar una riña sin motivo aparente.

En México estos problemas son poco estudiados a pesar de que su presencia va en aumento. La creciente violencia social, el entorno, factores genéticos y neurobiológicos predisponen a la población para desarrollar estas conductas.

Dichos comportamientos compulsivos e impulsivos se vuelven nocivos cuando las personas ya no pueden controlarlos. De manera que terminan afectando su vida cotidiana, horas de sueño, trabajo, estudio, ejercicio y convivencia social.

Trastornos de conducta similares a consumo de sustancias

Pon atención, si tomas el celular cada vez que te sientes aburrido, podría ser un foco rojo. Esto se debe a que las tecnologías generan una adicción similar al tabaco y alcohol.

A nivel cerebral, el sistema hace el mismo efecto que el consumo de sustancias, pues genera una recompensa equivalente.

En caso de tener alguno de estos trastornos es preciso acudir a una evaluación, para recibir tratamiento integral de terapia cognitiva-conductual.

La prevención y evaluación de estos comportamientos es fundamental pues podrían existir temas de ansiedad o baja autoestima en el fondo de los casos. Cabe resaltar que al presentarse dichas conductas es necesaria una evaluación cuidadosa para evitar diagnósticos erróneos sobre conductas cotidianas.

 

 

Relacionadas: