¿Por qué acudir al sexólogo como especialista? Descúbrelo
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología Viral Policiaca Cartones

Ciencia y Salud

¿Por qué acudir al sexólogo como especialista? Descúbrelo

Aunque a muchos nos da vergüenza ir al sexólogo, este especialista es el más indicado para ayudarnos resolver nuestras dudas y problemas en el terreno sexual.

¿Por qué acudir al sexólogo como especialista? Descúbrelo | El Imparcial de Oaxaca

Llega un momento en que el sexo nos genera más problemas que placer y no podemos resolver esta falla sin ayuda.

Es totalmente normal acudir al médico cuando algo no va bien en nuestra salud. Sin embargo, al igual que años atrás costaba o resultaba vergonzoso ir a un psicólogo, hoy resulta difícil buscar ayuda sexual. En muchas ocasiones, por prejuicios o falta de conocimiento. Tomando en cuenta esto, te orientamos sobre cuándo ir al sexólogo.

La sexología es la ciencia que estudia todo lo relacionado con la sexualidad humana. Aunque el sexo es un tema recurrente en el cine, la publicidad, debates de televisión o conversaciones cotidianas, seguimos encontrando dificultad para reconocer un problema sexual y mucha más para buscar ayuda profesional.

Pero ¿y si pudieras plantearle todos tus problemas y dudas a un especialista que te proporcionara apoyo? ¿Y si lo que está afectando la calidad de tus relaciones íntimas tuviera solución? ¿Por qué no acudir a un sexólogo? ¿Cuándo merece la pena hacerlo?

¿Debes ir al sexólogo?
Por mucho que queramos obviar un problema sexual, llega un momento en que la situación se desborda y no puede seguir sosteniéndose. Es aquí cuando acudir a un sexólogo se convierte en una prioridad.

Cuando el sexo genera más preocupaciones que placer, algo no funciona bien. Debes acudir a un especialista de forma urgente si presentas los siguientes síntomas:

  • Pérdida repentina de libido
  • Dificultad para conseguir el orgasmo
  • Adicción al sexo
  • Baja frecuencia sexual
  • Disfunción eréctil
  • Eyaculación precoz
  • Dispareunia o aparición de algún tipo de dolor genital asociado a la práctica sexual con penetración
  • Vaginismo

También ten en cuenta que detrás de los problemas anteriormente especificados y, que incluso puedes arrastrar durante años, muchas veces no hay una falla orgánica como tal, sino un trasfondo de prejuicios e ignorancia en materia sexual.

La calidad en las relaciones íntimas de muchas personas mejoraría si tuvieran la orientación, información y educación adecuada. Acude al sexólogo también si quieres saber más acerca de:

  • Métodos anticonceptivos
  • Enfermedades de transmisión sexual
  • Orientación, identidad y desarrollo sexual
  • Anatomía, orgasmos o fantasías sexuales
  • Adaptación del sexo en etapas especiales de la vida como el embarazo, la menopausia y recuperación de una enfermedad
  • ¿Qué es una relación sexual plena?
  • La masturbación o autoestimulación
  • ¿Cómo superar una infidelidad?

¿Qué ocurre en la consulta?
En la visita a un sexólogo se encuentra un espacio para hablar abiertamente de cualquier aspecto de tu intimidad. Junto al especialista, los pacientes comienzan a desmenuzar todas las causas que afectan su vida sexual. Se animan a expresar lo que les falta para sentirse satisfechos.

Muchas disfunciones sexuales tienen que ver con otras patologías físicas asociadas, entre las que se incluyen:

  • Diabetes
  • Hipertensión
  • Problemas cardíacos
  • Trastornos depresivos
  • Trastornos hormonales

En los primeros encuentros, el especialista ayuda a detectar si la causa de los problemas son físicos o emocionales. Entonces, pasa a brindar alternativas que permiten enriquecer la vida sexual. Se dan tareas específicas para cada problema.

El número de sesiones con el médico dependerá del problema y la disposición del paciente en trabajar para superarlo. Así, la duración estará condicionada por la evolución del tratamiento.

Un tabú que hay que eliminar
Como te explicamos al principio, aunque lo necesitemos, no todos estamos dispuestos a consultar el servicio de un sexólogo. Provoca miedos e incertidumbres. Lamentablemente, acudir a este especialista continúa siendo un tema tabú.

Los esquemas impuestos por la sociedad hacen a los hombres sentirse menos masculinos al hablar sobre una incapacidad sexual, y a la mujer se le esquematiza como improbable bomba sexual. Nos creemos demasiado las escenas de las películas para adultos.

Lo cierto es que, aunque el sexo parezca un asunto instintivo en el que deberíamos funcionar perfectamente, todos requerimos de educación sexual más allá de la que recibimos en la casa o en el colegio. Sin embargo, tras presentar un problema, la media aguarda hasta más de cinco años para pedir cita con un especialista.

El sexólogo educa y analiza factores del problema y ayuda al paciente. En la consulta podrás saber que no estás solo y que no tienes por qué seguir viviendo con tus problemas.

No busques soluciones en internet o en consejos de amigos. Tampoco esperes demasiado para tomar la decisión. Acude al sexólogo y vive en armonía tu sexualidad.

 

 

Relacionadas: