Tomarte tres cervezas podría aliviar más tu dolor que un analgésico | Ciencia y Salud
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones

Ciencia y Salud

Tomarte tres cervezas podría aliviar más tu dolor que un analgésico

Un nuevo estudio busca confirmar lo que siempre hemos creído: La cerveza es lo mejor que nos pudo pasar a los humanos.

Tomarte tres cervezas podría aliviar más tu dolor que un analgésico | El Imparcial de Oaxaca

La cerveza es una de las bebidas más deliciosas creadas por la humanidad en toda su historia (incluyendo el futuro) y ahora también puede extender sus beneficios a la salud, aliviando nuestro dolor físico de la misma forma que lo hacen los analgésicos.

Esto no es nuevo, durante muchos años se ha especulado sobre las propiedades analgésicas de alcohol, pero para estar seguro de ello el doctor Trevor Thompson, de la Universidad de Greenwich realizó un nuevo estudio en el que pudo concluir que una cantidad de 0.8% de alcohol en la sangre es suficiente para elevar significativamente la tolerancia al dolor en el organismo. Esa cantidad de alcohol equivale (aproximadamente a 3 a 4 cervezas)

El trabajo del doctor Thompson se basó en dieciocho estudios, con 404 participantes, los cuales se dividieron en dos grupos, a los que les dieron alcohol y a otros que no, para realizar 13 pruebas de umbral del dolor y 9 pruebas de puntuaciones de intensidad del dolor.

El resultado fue que los que bebieron registraron una reducción media de 1.25 puntos de dolor en una escala de valoración de 0 a 10 puntos. Pero ojo, esto no significa que podamos estar bebiendo cada que nos duele algo, pues el consumo de alcohol a largo plazo aun es nocivo para la salud.

“Tomados en conjunto, los resultados sugieren que el alcohol es un analgésico eficaz que proporciona reducciones clínicamente relevantes en las calificaciones de la intensidad del dolor, lo que podría explicar el abuso del alcohol en los pacientes con dolor persistente a pesar de sus posibles consecuencias para la salud a largo plazo”, destaca el estudio.
El doctor Thompson aún tiene que hacer pruebas adicionales para corroborar por completo su teoría.

Relacionadas: