Los hospitales, grandes focos de infección en el país |
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología Viral Policiaca Cartones

Ciencia y Salud

Los hospitales, grandes focos de infección en el país

Los uniformes de los medicos suelen ser de los principales vehiculos de microorganismos contagiosos.

Los hospitales, grandes focos de infección en el país | El Imparcial de Oaxaca

Las infecciones hospitalarias en México afectan del 2.1 al 15.8% de los pacientes, según el nivel de atención en que se hallen y pueden ocasionar la muerte de 38 personas por cada 100 mil habitantes.

Uno de los vehículos de contagio es la ropa del personal médico, que trasportaría microorganismos que comprometen la salud de pacientes cuando su sistema inmunológico está en un estado deprimido.

Para reducir el riesgo de infecciones hospitalarias, integrantes del Centro de Investigación en Química Aplicada (CIQA) crearon un hilo y tela no tejida con propiedades antimicrobianas, es decir, capaces de matar bacterias y hongos, según da a conocer la Agencia ID.

Estos productos innovadores podrían utilizarse en la fabricación de uniformes para enfermeras, laboratoristas y médicos, u otros insumos hospitalarios, como cubre bocas.

La cualidad antimicrobiana del hilo y la tela se debe a que sus fibras contienen nanoparticulas, señaló en entrevista Carlos Alberto Ávila Orta, especialista del Departamento de Materiales Avanzados del CIQA.

Ambos productos pueden elaborarse a partir de nylon, poliéster o polipropileno, plásticos que se funden para dispersar en ellos las nanoparticulas. La mezcla resultante es enfriada y se diluye con otro polímero para después generar hilo o tela no tejida.

En el laboratorio, las nanoparticulas han probado tener una efectividad de 90% para eliminar bacterias Pseudomonas aeruginosa o Staphylococcus aureus, de las más comunes ahí.

En estas instituciones, personal de laboratorio usará uniforme elaborados con el hilo y tela creados en el CIQA. Posteriormente la ropa será recuperada y un grupo de biólogos de la Universidad de Guanajuato determinará si existen microorganismos vivos y en qué cantidad.

De este modo se determinará la concentración ideal de nanoparticulas que se requiere para hacer garantizar el efecto antimicrobial del hilo y la tela, indicó el especialista y miembro nivel II del Sistema Nacional de Investigadores.

El proyecto denominado “Textiles antimicrobiales para el sector salud (ACTin)” es una colaboración entre instituciones y empresas mexicanas e inglesas y recibe financiamiento del Fondo de Cooperación Internacional en Ciencia y Tecnología (Foncicyt), administrado por el Conacyt y Newton Fund (Reino Unido).

 

 

Relacionadas: