Luz de interiores disminuye la memoria y el aprendizaje |
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones

Ciencia y Salud

Luz de interiores disminuye la memoria y el aprendizaje

La luz del trabajo o la casa podría reducir nuestra capacidad de aprender

Luz de interiores disminuye la memoria y el aprendizaje | El Imparcial de Oaxaca

Una nueva investigación publicada en Hippocampus, revela que pasar mucho tiempo en habitaciones y oficinas con poca luz o con luz tenue, como la luz de interiores, cambia la estructura del cerebro y daña la capacidad de aprender y recordar.

La investigación fue hecha por un equipo de neurocientíficos de la Universidad Estatal de Michigan en Estados Unidos y es la primera en su tipo.

Luz de interiores daña capacidad cerebral
Para llegar a los resultados, los científicos estudiaron los cerebros de ratas africanas, que al igual que los humanos, acostumbran a dormir por la noche.

Analizaron cómo cambiaba su cerebro al exponerlas tanto a luz tenue como la luz de interiores y a la luz brillante durante cuatro semanas.

Los resultados mostraron que aquellos roedores que fueron expuestos a la luz tenue, perdieron cerca del 30% de su capacidad en el hipocampo, la región encargada del aprendizaje y la memoria.

También descubrieron que este tipo de luz afectaba su desempeño de tareas espaciales.

Por su parte, las ratas que fueron expuestas a luz brillante, mostraron una mejora significativa de este tipo de tareas.

Al exponer a las ratas que habían sido expuestas a la luz tenue a la luz brillante, notaron como recuperaban su capacidad cerebral y su rendimiento de tareas.

“Cuando expusimos a las ratas a la luz tenue, imitando los días nublados de los inviernos o la iluminacipon interior típica, los animales mostraron deficiencias en el aprendizaje espacial”, explica Antonio Nuñez, coautor del estudio.

¿Por qué nos afecta la luz de interiores?
Según los expertos, la exposición sostenida a esta luz, produce una reducción significativa del factor neutrófico, una sustancia que ayuda al cerebro a mantener las conexiones y las neuronas sanas en el hipocampo.

Aunado a eso, los científicos afirman que la luz no afecta directamente al hipocampo, sino que actúa primero en otras regiones del cerebro y modifica incluso las funciones de los ojos, por lo que podría ser útil para mejorar la salud de personas con glaucoma o degeneración de retina.

Este estudio es el primero en descubrir que los cambios en la luz ambiental, conducen a cambios estructurales en el cerebro.

Así que si sientes que te cuesta trabajo aprender o memorizar algo, prueba estudiando al aire libre o en una habitación con luz natural.

 

Relacionadas: