Los insectos que viven en tus sábanas
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología Viral Policiaca Cartones

Ciencia y Salud

Los insectos que viven en tus sábanas

Todas las noches duermes con miles de ellos

Los insectos que viven en tus sábanas | El Imparcial de Oaxaca

Existen insectos que viven en diferentes zonas de la casa, pero este en particular vive en tu cama y se alimenta de tus células muertas. ¿Te imaginas dormir todas las noches con miles de ellos?

Los insectos que viven en tu cama
Nadie se escapa, lo más probable es que duermas con millones de ácaros, estos viven en tu cama y se pueden alimentar de las células muertas de tu piel y el sudor y como resultado estarás, en casos extremos, expuesto a problemas de asma y alergias. Estos ácaros se introducen en los orificios nasales y se desplazan a los pulmones, hacia las vías respiratorias provocando que los pulmones tengan dificultad para llenarse de oxígeno.

Los ácaros del polvo
Estos insectos son habitantes comunes en cualquier habitación y como preferencia se acumulan en los dormitorios. Todos los colchones de las camas representan un lugar ideal para convertirse en un refugio para este. Algunas de las características son las temperaturas altas ya que presentan más humedad en las camas.

Se estima que en una cama promedio, existen 1.5 millones de ácaros del polvo que se alimentan de las células de la piel que caen en la cama mientras dormimos. Además una persona puede sudar un promedio de un litro durante la noche.

Ya no duermas con ellos
Por eso te damos estos consejos para evitar que sigan en tu cama. No hagas la cama después de despertar, para los ácaros el lugar ideal para vivir es un lugar húmedo y oscuro como las almohadas y colchones, al hacer la cama, solo fomentas su reproducción.

Lava las sabanas y aspira tu colchón
Es recomendable cambiar las sábanas por lo menos una vez a la semana, lávalas con agua caliente a una temperatura de por lo menos 60° C. De igual manera es mejor aspirar los colchones por lo menos una o dos veces al mes.

 

 

Relacionadas: