Quantcast

Arte y Cultura

Leer personas, la propuesta de las bibliotecas humanas

Este sábado, más de 20 lectores voluntarios se convertirán en libros-humanos a los que se les podrá consultar sobre historias o temas en torno a las lenguas indígenas
por Lisbeth Mejía

En varios pueblos de Oaxaca, la tradición oral ha sido una forma en que se ha difundido el conocimiento. Quizá, sin pensarlo, esa ha sido una especie de biblioteca humana en varios pueblos del país. De forma inconsciente, esos libros-humanos han sido consultados por quienes buscan conocer el origen de sus pueblos o simplemente para explicarse los por qué de la vida.

Podría pensarse incluso que las leyendas o cuentos que algunas personas han pedido conocer en la voz de los abuelos o padres han sido el primer acercamiento a un acervo humano y que después pudo o no haber pasado a lo impreso, a través de los libros.

Esa oralidad podría relacionarse con lo que ahora se conoce como biblioteca humana, gracias a una necesidad de sentarse frente a otra persona y compartir o consultar experiencias y temas.

El concepto de biblioteca humana cobra auge a partir del primer ejercicio realizado en el año 2000 en Copenhague, Dinamarca, pero que se ha extendido a varios países.

Ahora, un ejercicio de este tipo se vivirá en Oaxaca, por parte del programa Seguimos Leyendo.

Este sábado, más de 24 lectores voluntarios compartirán experiencias de vida y relacionadas con la lectura. Así, cada visitante consultará por 15 minutos uno de esos "libros-humanos".

Andrea García Arango, coordinadora operativa del programa Seguimos Leyendo, cuenta que la iniciativa es de Carola Diez, directora de la Biblioteca Vasconcelos, de la Ciudad de México, con quien se ha trabajado desde hace tres años.

Una biblioteca humana consiste en un acervo de libros-humanos, que en este caso hablan de temas diversos, algunos sobre su relación con la lectura, y para lo cual cada visitante puede consultarlo por un tiempo específico. En algunos países, se estipula un tiempo de consulta de 30 minutos, pero en el caso de Oaxaca será de 15 minutos.

La biblioteca humana es un ejercicio que se ha efectuado en varios países del mundo, pero es la primera vez que se presenta en Oaxaca y en cuya edición participan más de 20 lectores voluntarios del programa Seguimos Leyendo.

Por lo general, a una biblioteca convencional se llega y se solicitan o toman libros. En una biblioteca humana, se revisa el "catálogo" de libros-humanos y se escoge para saber sobre el tema o experiencia. Esto, permite conocer historias personales e incluso empatizar con el libro-humano.

Bajo el concepto de biblioteca humana, cualquier persona tiene la posibilidad de ser un "libro" y los acervos se pueden hacer con base en un tema o ser diversos.

En el acervo que se presenta este sábado en el Centro Cultural San Pablo, habrá libros similares a los de una biblioteca, con portada, sinopsis y una ficha del autor, pero que "en lugar de abrir el libro y leerlo, vas a sentarte frente a la persona, quien te contará su historia" e incluso se le podrán hacer preguntas. Así cuenta Andrea García.

El acervo de la biblioteca humana será presentado este 20 de mayo, de las 16:00 a las 18:30 horas en el Centro Cultural San Pablo. El acceso al evento es libre y gratuito.