Quantcast

Arte y Cultura

Entre carencias, el futuro de la MIDO

Adeudos de la pasada administración de Seculta y falta de recursos para este año ponen en riesgo la magnitud y proyección del evento
por Lisbeth Mejía

Con fondos insuficientes aún para la edición de este año, así como adeudos que mantiene la Secretaría de las Culturas y Artes de Oaxaca (Seculta) con el proyecto dancístico, la Muestra Internacional de Danza Oaxaca (MIDO) se ha aplazado para octubre de este año.

Aunque la muestra, que en 2016 realizó su edición 18, venía efectuándose cada marzo, este año no fue posible hacerla en las fechas previstas para ello.

El iniciador e impulsor del proyecto, Gerardo Ibáñez, dijo que ante estas circunstancias el riesgo para la MIDO es que su programación tenga que reducirse, prescindiendo de invitados internacionales y cerrándose a menos foros, aunque la intención es que en este 2017 se ampliara a otros lugares.

“La labor que estamos haciendo es para que se realice, que no podemos truncar en este año la edición que es un inter para llegar a los 20”, explicó.

Asimismo, que la edición 19 de este año es importante tanto para la parte organizativa como para la institucional, ya que es un proyecto consolidado y no experimental. “Está comprobado que tiene público y hace aportaciones de todo tipo: culturales, artísticas, económicas, turísticas, por eso es importante que se mantenga vivo y vigente”.

Aunado a ello, que no reduzca su dimensión porque el espectro que se ha abierto para que la gente vea y conozca de la danza es muy amplio, pero también de que se proyecte Oaxaca en otros sentidos, de que sea Oaxaca capital de la danza internacional, pues eso le puede dar un plus.

¿Cuáles son los problemas que atraviesa la MIDO?, se le pregunta a Ibáñez, quien señala que son básicamente económicos, ya que se requiere de recursos para sufragar todos los gastos que se generan.

La MIDO, explica, es un evento relativamente barato, comparado con otros festivales, además que va dirigido a un espectro más amplio de público.

“Estoy hablando de 500 mil pesos o menos, no como otros festivales que tienen grandes cantidades y no tienen la misma proyección ni aceptación del público, o que se hacen para élites o grupos específicos. La muestra es para todo público, hemos ido a agencias, a comunidades cercanas y la gente la acepta bien”.

Ante ello, considera que entre más podamos ampliar la muestra a la comunidad de Oaxaca y el estado, mayor proyección va a tener Oaxaca como generador de un arte que si bien no es muy apoyado, es muy aplaudido.

“Pero no necesitamos nada más los aplausos, necesitamos inversión por parte del estado para tener una proyección más amplia y lleguemos a niveles internacionales”, subraya.

Un evento con proyección internacional

Durante 18 años, la MIDO ha tenido grupos y gente que viene desde España, Argentina, Costa Rica y otros países, en donde se sabe que existe la muestra. No obstante, “necesitamos llegar a más gente, tanto para la de danza como la sociedad de Oaxaca”.

La Muestra Internacional de Danza Oaxaca se realiza normalmente en marzo de cada año. Sin embargo, ante la falta de recursos suficientes para su realización, se espera efectuar del 7 al 14 de octubre próximos.

La búsqueda de recursos es en lo que trabajan los organizadores.

Hasta la edición 18, realizada en 2016, la MIDO ha contado con el apoyo de la Coordinación Nacional de Danza del INBA, de la Secretaría de las Culturas y Artes de Oaxaca y de la Casa de la Cultura Oaxaqueña, y de la asociación que opera y genera el proyecto.

“Pero esas tres instancias oficiales son las que arropaban básicamente la muestra, aparte de que buscamos patrocinios en la iniciativa privada”, comenta Ibáñez.

Con adeudos de parte de Seculta

La MIDO es uno de los proyectos a los que la Seculta aún adeuda recursos de la pasada administración. La falta de ese monto atrasado mantiene en deuda a la MIDO con empresa hoteleras, transportes y demás.

“Yo espero y confío en que la nueva administración tiene esa conciencia de los adeudos de la pasada administración y que no es culpa de nadie y ni modo, hay que cubrirlos. Yo espero que esto se pueda hacer a la brevedad”.

Decaería la edición

En caso de que no se consiguieran los recursos necesarios, la edición 19 de la MIDO se vería afectada en la reducción de las compañías invitadas, sobre todo las extranjeras.

“No podemos bajar la calidad; debemos mantenerla con compañías que siempre han sido profesionales y que tiene currículum internacional y trayectoria artística que contribuya al desarrollo de la danza en México. No le bajaremos a la calidad, pero sí a la cantidad de actividades que haríamos”, explica Gerardo.

En este año, el proyecto tenía la intención de llegar a más comunidades y colonias lejanas del centro, para que tuvieran la oportunidad de tener estas actividades.

“Creo que entre más cercanía tenga la gente con manifestaciones artísticas, en general, va a llevar una vida más tranquila y tendrá el derecho al esparcimiento artístico y cultural que merecen”.

¿Cómo impacta la MIDO?

En 18 años, la labor ha sido tener como público a gente que no tiene nada que ver con las artes en general.

“La comunidad en general ha sido beneficiada, desde adolescentes, niños…gente de todos los sectores y niveles”, refiere el maestro en danza.

Además del beneficio social, Gerardo Ibáñez destaca la aportación a sectores económicos e incluso a la parte turística.

“También hacemos una aportación económica, tal vez no tan desbordante como la Guelaguetza; porque utilizamos servicios oaxaqueños, taxis, hoteles, restaurantes… no somos un festival al que sólo nos están dando, sino que aportamos”, reitera.