Quantcast

Arte y Cultura

Oaxaca, ¿patrimonio cultural de la humanidad?

La ciudad está próxima a cumplir 30 años de haber sido declarada patrimonio cultural de la humanidad, pero diversas violaciones ponen en duda el cumplimiento al compromiso ante la UNESCO
por Lisbeth Mejía

Este lunes se conmemoró el Día Internacional de los Monumentos y Sitios, propuesto por el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS) el 18 de abril de 1982 y aprobado por la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), en 1983.

Oaxaca es una de las ciudades consideradas patrimonio cultural de la humanidad, por su Centro Histórico. Próxima a cumplir 30 años como tal, la ciudad, especialmente su zona de monumentos y el Centro Histórico parecen incumplir varias de las disposiciones establecidas para su cuidado y expresadas en las leyes y reglamentos creados para ello.

Parte de esto fue explicado el pasado martes por el arquitecto Gerardo Corres Tenorio, quien a través de fotografías ejemplificó varias de las violaciones a las disposiciones, tanto por particulares como por la autoridad municipal (esta última a través de acciones como la colocación de los nuevos basureros que afectó la cantera de las calles).

Decenas de fotografías mostraban cómo diversos negocios y particulares incidían en faltas como la colocación de anuncios en forma de bandera o de dimensiones mayores a las permitidas, o incluso puestos en esquinas donde está prohibido.

Además de camiones de empresas que realizan entrega y descarga de productos en horarios prohibidos.

En algunas de las imágenes se mostró cómo los semáforos luminosos también atentan contra las disposiciones.

Gerardo Corres Tenorio compartió con el público estas percepciones rumbo a los 30 años de Oaxaca como ciudad patrimonio y cómo sociedad y gobierno tienen responsabilidades compartidas para su cuidado.

El domingo 11 de diciembre, la zona arqueológica y la capital del estado conmemoran su 30 aniversario como sitios reconocidos por la Unesco.

Ambos lugares representan no sólo un legado de las culturas que han forjado a los oaxaqueños, sino también atractivos turísticos que permiten hacerse de una derrama económica, como lo han señalado la directora de la zona arqueológica, Patricia Martínez Lira, y el director del centro INAH Oaxaca, Joel Omar Vásquez Herrera.