Quantcast

Arte y Cultura

Desintegrar la Sinfónica, una barbaridad: Faustino Díaz

El trombonista oaxaqueño señala que se debió gestionar la permanencia de la orquesta y no excusarse con argumentos "tontos" como el de "no hay presupuesto"
por Lisbeth Mejía

Luego de la desintegración de la Orquesta Sinfónica de Oaxaca, concretada por la Secretaría de las Culturas y Artes de Oaxaca (Seculta), el trombonista oaxaqueño Faustino Díaz calificó la decisión como una barbaridad. Asimismo, señaló que para proyectos como éste, se debió gestionar y no alegar falta de recursos.

"Si partimos del dicho de que todo cambio es bueno, de que todo cambio sirve para algo, creo que la mayoría de veces que lo decimos es porque viene algo mejor, no peor. En el caso de la nueva secretaria de Cultura y el maestro Ignacio Toscano, quien estuvo al frente de INBA algún tiempo, me sorprende que alguien como él haya hecho una barbaridad de este tamaño", expresa.

Si los funcionarios hubieran presentado un proyecto mejor, entonces, no habría qué criticar, refiere el músico.

Y es que, si ellos ya sabían que no iba a haber presupuesto, ?para qué agarran el cargo?, subraya.

El pasado 7 de enero, Seculta envió un documento a las integrantes de la comisión de músicos contratados por honorarios. En él, la funcionaria Ana Vásquez Colmenares respondía que era "imposible su recontratación en 2017".

La medida afecta a 35 atrilistas contratados durante la gestión de Juan Trigos como director artístico de la orquesta fundada en 1992 y que durante varios años dirigió Javier García Vigil.

Vásquez abundaba que la decisión fue tomada luego de conocerse el presupuesto 2017 para la dependencia (155 millones 261 mil 194 pesos).

"Sabemos que no hay recursos estatales ni, por ahora, recursos federales disponibles -era con los federales que se les pudieron pagar sus honorarios- por lo que es imposible su recontratación en 2017", mencionaba la secretaria en el documento.

Ante esta realidad, Faustino Díaz indicó que entre las opciones que pudieron haber tomado los funcionarios, estaba el hacer audiciones a los músicos contratados por honorarios, para ganarse sus plazas.

En desacuerdo con que la Sinfónica sea reducida a una camerata para dar conciertos por el estado, propuso que fueran otras las agrupaciones, como la Orquesta Primavera, las que lleven música a las comunidades.

"Una orquesta sinfónica no puede andar de acá para allá, es imposible, porque una orquesta sinfónica necesita una sala de ensayos, necesita una sede... ?qué van a montar, un programa para andarlo repitiendo durante seis meses en todo el estado?", cuestiona.

Hay formas de acercar la música a la gente -detalla Díaz- al mencionar que de la Orquesta Sinfónica de Oaxaca pudieron haber hecho grupos de cámara. "?Pero hacer una camerata para que esté tocando música oaxaqueña? Va a ser lo mismo de antes" (previo al ingreso de Juan Trigos).

Como lo había expresado hace meses, Faustino Díaz recordó que quien quedara al frente de Seculta tendría que gestionar recursos para proyectos como la Sinfónica.

"Lo más fácil es decir que no hay presupuesto, pero lo que tiene que hacer la nueva secretaria de Cultura es buscar apoyos de otros lados, de empresas privadas, para sacar adelante los buenos proyectos que ya tenía, porque esa parte de decir no hay presupuesto me parece muy tonto".

Asimismo, ante la carencia de recursos, asegura, se pudo recortar sueldos de funcionarios o incluso prescindir de los servicios de colaboradores y absorber la carga laboral.

Durante 2015 y 2016, la Orquesta Sinfónica de Oaxaca contó con inversión privada y de organismos federales, por ejemplo, la Fundación Alfredo Harp Helú Oaxaca, la Coordinación Nacional de Música y Ópera, el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (ahora Secretaría de Cultura), el Conseil de Arts et des Lettres du Québec (Consejo de las Artes y las Letras de Quebec, Canadá) y Antoin Coortois (empresa de instrumentos, de París).

Mantiene nombre, pero no integrantes

Con 29 músicos fijos, que quedan luego de prescindir de 35 contratados por honorarios, el subsecretario de Planeación Estratégica de Seculta, Ignacio Toscano, señaló que lo prioritario es la certeza laboral de estos intérpretes.

Ahora, con el apoyo de expertos, refiere que se estudian las opciones de trabajo para la camerata que se conformará.

"Nuestra idea es hacer una camerata mozartiana, con dos o tres instrumentos extras que se contratarán para determinadas obras", indica Toscano.

Aunque mantiene el nombre, este formato musical tendrá dos asesores artísticos, quienes valorarán el repertorio a interpretar.

La solución de Seculta en torno a la Sinfónica es temporal, refiere la titular "porque no queremos que desaparezca la Orquesta Sinfónica; la valoramos y Oaxaca merece tener una orquesta sinfónica. Ahorita, que estamos en este estado de colapso financiero, lo que podemos hacer es aprovechar los recursos y el talento de la gente que está".

Desconocen destino del remanente

Hasta ahora, sigue sin saberse el destino del remanente del presupuesto federal de 2016, etiquetado para la Sinfónica de Oaxaca. Seculta indica que "si está en Finanzas, todavía no nos lo han ministrado ni liberado.

"La pasada administración nos dijo que no habían llegado completos los recursos; una cosa es lo que dice el papel y otra la liquidez, y esa liquidez nosotros no podemos saber si está", señala la titular de la dependencia.

Finalmente, indica que la Secretaría de Finanzas sigue estudiando cada caso de las dependencias de la nueva administración, por lo que carece de datos para determinar dónde se encuentra el remanente de los 14 millones 200 mil pesos etiquetados por la Federación para proyectos culturales en Oaxaca, entre ellos la segunda temporada de la Sinfónica.