Paco Ignacio Taibo II llama a cuestionar el rumbo del país | Arte y Cultura
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones

Arte y Cultura

Paco Ignacio Taibo II llama a cuestionar el rumbo del país

El autor de Patria dice que los próximos meses definirán si se sigue la ruta del neoliberalismo o se revierte la inercia

  • Paco Ignacio Taibo II llama a cuestionar  el rumbo del país
  • Paco Ignacio Taibo II llama a cuestionar  el rumbo del país
  • Paco Ignacio Taibo II llama a cuestionar  el rumbo del país
  • Paco Ignacio Taibo II llama a cuestionar  el rumbo del país
  • Paco Ignacio Taibo II llama a cuestionar  el rumbo del país
  • Paco Ignacio Taibo II llama a cuestionar  el rumbo del país

Oaxaca de Juárez, Oaxaca

El escritor y activista Paco Ignacio Taibo II (España, 1949) piensa que cada tiempo tiene a sus figuras o héroes. El autor de la trilogía Patria (Planeta, 2017) refiere que así como los personajes que retoma en las entregas de su obra (Melchor Ocampo, Guillermo Prieto, Ignacio Manuel Altamirano, Ignacio Ramírez y Vicente Riva Palacios), los nuevos surgirán en el proceso de construcción del país.

“Los próximos meses van a ser definitorios en el curso de este país: o proseguimos en la ruta del neoliberalismo, de guerra contra el narco y corrupción, que es abierto y es así como una súper carretera que nos lleva al desplomadero nacional, o lo paramos y revertimos la inercia”.

Consciente de que no haya suficiente intensidad para cambiar radicalmente el rumbo de México, confía en que cuando menos se detengan las reformas del actual gobierno:

“Poder decir: abajo las leyes neoliberales de educación, de energía, de playas, la revisión criminal de la Ley Federal del Trabajo, etcétera, y poder darle una patada de arriba hacia abajo a la corrupción”.

Y será entonces cuando el país tenga a sus personajes y figuras, como lo tuvieron los años que abarcan los tres tomos de Patria (de 1854 a 1867). Por ahora, añade que “lo que sí está claro es que hay una creciente influencia, entre otras muchas cosas, de la revolución liberal en la visión del posible futuro cambio, en términos de humildad en el poder, honestidad, valor, entrega, sacrificio y recuperación de la palabra patria. La clave está en la palabra, patria”.

Taibo II, quien estuvo esta semana en la ciudad de Oaxaca como parte de la Feria Internacional del Libro de Oaxaca, recordó que los liberales, a quienes alude su libro, vivieron una revolución con varias limitaciones en torno a “las reivindicaciones sociales que venían desde abajo o que mal venían desde abajo, que no se sentían con claridad”.

Sin embargo, existieron un sentido de independencia, autonomía, antimperialismo, respeto nacional, derecho de opinión y libertad de expresión muy potentes. De ahí que “la apuesta de patria se concentraba en una palabra que de tan manoseada, tan dicha y tan gastada se había vuelto nada”.

REPENSAR LAS FORMAS DE PROTESTA

A Oaxaca, el escritor e historiador vino a presentar su más reciente libro, que parte de un proyecto de más de 20 años y para el cual se basó en documentos de primera mano y cerca de 400 entrevistas.

Sin embargo, también se encontró con protestas y bloqueos que afectaron a la sociedad.

Frente a estas estrategias de diversos grupos, como el del magisterio, el autor dijo estar de acuerdo y que incluso ha participado con maestros a lo largo de todo el país, pues “lo que se ha intentado hacer en la reforma educativa es un verdadero crimen”.
El autor de una veintena de libros, entre ellos una biografía del Che Guevara, añadió que se trata de una reforma educativa sin reforma ni educación, en la que importan “un bledo las condiciones laborales de trabajo” y en donde a “los tecnócratas de la SEP” tampoco les importan los contenidos de la educación.

“Lo que tiene es control y represión, en ese sentido la resistencia es lo más sano que se ha producido”.
Sin embargo, consideró que también habría que discutir las virtudes de los bloqueos, pues ya se han usado mucho en unos lugares.

“El movimiento tendría que estar reflexionando sobre sus formas de lucha y adaptándolas”. Por eso, llamó a buscar “la manera de ajustar nuestras formas de lucha con los contenidos de nuestras luchas”.

Relacionadas: