Ocho punto dos, la memoria y la fotografía | Arte y Cultura
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones

Arte y Cultura

Ocho punto dos, la memoria y la fotografía

El respeto a las personas, así como el ayudar son parte de la labor del fotoperiodista Jorge Luis Plata, autor de la exposición

  • Ocho punto dos, la memoria y la fotografía
  • Ocho punto dos, la memoria y la fotografía
  • Ocho punto dos, la memoria y la fotografía
  • Ocho punto dos, la memoria y la fotografía

Oaxaca de Juárez, Oaxaca

Con una decena de imágenes quedaron congelados el dolor y las huellas, y el cascajo y la memoria del sismo del pasado 7 de septiembre. Así es como el escritor Jorge F. Fernández describe la muestra de Jorge Luis Plata, fotoperiodista que este miércoles inauguró su exposición Ocho punto dos.

Que las fotografías no se queden guardadas, sino que se distribuyan en redes sociales o sean parte de una exposición es uno de los objetivos que se plantea el autor de la muestra inaugurada este miércoles como parte de la Feria Internacional del Libro de Oaxaca (FILO). Plata explica que además de mostrar lo ocurrido, otro de los fines es ayudar a las personas afectadas.

“Era más una cuestión personal de ir y tratar de reflexionar porque finalmente como fotoperiodista tienes que estar en el lugar y más que (el sismo) había pasado en Oaxaca. Era el momento en que tenía que ir”, explica sobre su labor en los días posteriores a la tragedia.

Con 10 imágenes, el autor comparte su visión sobre los daños del sismo del pasado 7 de septiembre, para lo cual visitó el mayor número de comunidades posibles, entre ellas Juchitán de Zaragoza, Matías Romero, Ixtaltepec, Santa María del Mar y Unión Hidalgo.

A partir de esta experiencia, Jorge Luis también pretende visibilizar a la región de los mixes, pues reconoce que fue otra de las afectadas por el sismo de magnitud 8.2.

Las fotografías de la exposición se incluyen como parte de la edición 37 de la Feria Internacional del Libro de Oaxaca (FILO), y se conjugan con la campaña Tejamos Oaxaca, que promueve esta fiesta literaria. La exposición se encuentra en los pasillos del Foro FILO, en la Alameda de León, centro de la ciudad, y podrá visitarse durante la FILO y hasta parte de la próxima semana.

La ética en el fotoperiodismo

En casi 17 años de labor periodística, Jorge Luis Plata ha estado en varios lugares del estado para documentar tragedias y otros acontecimientos. Sin embargo, refiere que el sismo del 7 de septiembre es el que mayor impacto le produjo, pues jamás pensó que un fenómeno así ocurriría en Oaxaca.

Aunque explica que la labor del fotoperiodista es criticada por pensarse que se lucra con las imágenes, considera que en su caso siempre se ha regido bajo una actitud de respeto hacia las personas, de quienes primero obtiene el permiso.

“Cada que voy a cualquier lado, inclusive para una fiesta, intento presentarme porque quiero que me dejen retratar toda esta intimidad a la que el fotógrafo quiere llegar. Y en este caso no fue la excepción, me invitaban, inclusive, a comer a su mesa, aunque no tenían un techo o poca comida. Eso me daba el coraje para continuar y buscar la manera de que se mostraran esas fotos, porque finalmente es lo que ellos quieren, que se muestren para que la gente vea lo que les pasó y que todos se sumen a ayudarlos”.

Pero, ¿de qué manera se logran imágenes sin que se caiga en el morbo o se atente contra la dignidad de las persona? Jorge Luis señala que al retratar la intimidad el objetivo no es beneficiarse, sino ayudar cuando se trate de tragedias que se pueden evitar.

“Es nuestra labor, se oye duro, pero tenemos que hacerlo para un buen fin, tratar de que esas cosas no sucedan de nuevo cuando es algo que se puede evitar. Pero en estos casos, cuando es algo de la naturaleza, tratar de ayudar, y que esa sea la meta del fotógrafo”.

La convivencia con el “periodismo ciudadano”

Ante un contexto en el que cada persona con un celular puede captar cualquier tipo de un suceso y publicarlo al instante en diversos medios o sus redes sociales, Plata reconoce que como profesionales también es necesario adaptarse a la inmediatez con que fluye la información.

No obstante, explica que muchas veces quienes hacen el llamado “periodismo ciudadano” suelen caer en el morbo. “Me parece que aunque hay trabajos muy buenos o hay fotografías que empiezan a tener notoriedad o ser virales, siempre hay que complementarlo con una historia y continuar documentarlo para que no se quede en una foto oportuna, sino trascienda la lectura de la imagen”.

Relacionadas: