El Teatro Alcalá, ejemplo de arquitectura y remodelación | Arte y Cultura
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones

Arte y Cultura

El Teatro Alcalá, ejemplo de arquitectura y remodelación

Aunque con daños, el inmueble ha sobrevivido a los sismos recientes, del 7, 19 y 23 de septiembre, además de otros como el de 1931 y 1999

  • El Teatro Alcalá, ejemplo de arquitectura y remodelación
  • El Teatro Alcalá, ejemplo de arquitectura y remodelación
  • El Teatro Alcalá, ejemplo de arquitectura y remodelación
  • El Teatro Alcalá, ejemplo de arquitectura y remodelación
  • El Teatro Alcalá, ejemplo de arquitectura y remodelación

Inaugurado hace 108 años, el 5 de septiembre de 1909, y remodelado hace aproximadamente 15 años, el Teatro Macedonio Alcalá, de la ciudad de Oaxaca, es emblemático y ejemplo de arquitectura del siglo XIX, así como de comportamiento ante sismos, señala el director del inmueble, Esteban San Juan Maldonado.

El coordinador de teatros de la ciudad se expresa así luego de los sismos del 7, 19 y 23 de septiembre pasados, que aunque dejaron algunos daños al inmueble, muestran la visión del ingeniero Rodolfo Franco Larraiza, encargado de la obra, en tiempos del general Porfirio Díaz.

Además de los recientes sismos, el antes conocido como Teatro Casino Luis Mier y Terán resistió terremotos de gran magnitud, como el de 1931 y el de 1999 (tras este último fue objeto de remodelación y reabierto en 2004).

Sin embargo, expresa que el inmueble requiere de mantenimiento para garantizar su solidez y seguridad del público.
Esteban San Juan destaca que gracias al trabajo de Rodolfo Franco Larraiza, hay un parte aguas en la edificación en Oaxaca, pues además del Alcalá, el ingeniero fue responsable de intervenir otras edificaciones: el puente Porfirio Díaz y la Casona del Llano.

Asimismo, que en cuanto al Alcalá, la instrucción de Franco Larraiza era desplantarse hasta no encontrar terreno firme, por lo que el inmueble está desplantado como a cuatro 4.5 metros de profundidad. Parte de esa decisión obedece a que la zona en que está es “blanda”.

La avenida Independencia, sobre la cual está ubicado el inmueble, es una especie de eje que marca la división entre las zonas blanda y dura de la ciudad esta última rumbo al exconvento de Santo Domingo, que el arquitecto considera zona dura y por lo cual casi no hay afectaciones).

“Pero a partir de este eje de Independencia sí es preocupante”, señala Esteban.

Sobre la misma avenida se encuentra el Centro Cultural San Pablo, edificación que se basa en lo que queda del ex convento de San Pablo, el primero construido por la orden Dominica en la ciudad y que a causa de un sismo fue afectada severamente, por lo que la orden optó por construir un nuevo edificio: el ahora conocido como ex convento de Santo Domingo de Guzmán.

“Este aprendizaje es para tomar nota de que el ingeniero Franco Larraiza sabía lo que hacía y sabía cómo lo hacía, y la combinación de elementos estructurales hace que el teatro esté de pie, esa mezcla de elementos es estructura de acero de Fundidora Monterrey, tabique y piedra”, añade el coordinador de Teatros sobre los elementos que fueron determinantes para este recinto.

LA REMODELACIÓN, TAMBIÉN COMO REFERENTE

Cuando Esteban San Juan tuvo la oportunidad de intervenir el recinto (en el año 2000, luego de un sismo ocurrido en 1999) hubo que calcular la torre de tramoya de manera independiente y así trabajar de forma aislada del resto del edificio.
Para ello, se contó con el apoyo de la empresa Colinas de Buen y Tecnolomec. Con la primera, San Juan destaca el reencuentro reciente, debido a que Colinas del Buen colabora con la Fundación Alfredo, en la supervisión de restauraciones.

Ante el aval de esta empresa por la remodelación hecha hace 15 años, Esteban San Juan subraya la necesidad de que los oaxaqueños sepan cómo se hacen los proyectos, pues sirven de aprendizaje para la comunidad e arquitectos y profesionistas en el ramo.

Asimismo, que ante la situación de Oaxaca luego de los sismos y los planes de reconstrucción, es pertinente que los interesados en estos temas sean orientados, pues los trabajos no siempre requieren de tabiques o concreto, sino que pueden emplearse elementos naturales, “pero tienen que hacerse bien”.

Para ello, confía en expertos de Chile para asesorar a arquitectos para saber cómo reestructurar y reconstruir teniendo en cuenta los fenómenos de la naturaleza, como los sismos.

LO NECESARIO PARA LA REAPERTURA

Luego de los sismos de septiembre, los dictámenes para el teatro fueron favorables, pues las afectaciones detectadas son: desprendimiento de partes de plafones, grietas menores, fractura de elementos ornamentales hechos de cantera.
Por ello, requiere de mantenimientos en donde hubo desprendimientos y en las ornamentaciones, además de aplanados, resanes de gritas, impermeabilización, entre otras atenciones.

Aunque sigue sin estar abierto al público y las actividades en el teatro se han suspendido, San Juan confió en que sea reabierto pronto, pero para ello es necesario que se hagan tales trabajos para cumplir con la normatividad.
Hasta ahora, indicó que la Secretaría de las Culturas y Artes de Oaxaca ha dado seguimiento para que las acciones se hagan bien, dando prioridad a la seguridad del público.

Relacionadas: