Alacrán de Cántaro: música y exploración | Arte y Cultura
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones

Arte y Cultura

Alacrán de Cántaro: música y exploración

Con lenguaje e idea propios, conforman “al vuelo” lo que dictan su mensaje genético y el entrenamiento musical

  • Alacrán de Cántaro: música y exploración
  • Alacrán de Cántaro: música y exploración
  • Alacrán de Cántaro: música y exploración

Oaxaca de Juárez, Oaxaca

Surgido en el año 1985, Alacrán del Cántaro basa su nombre en el cuento de José Revueltas El sino del escorpión, donde la madre se come a sus hijos. Ese mensaje de supervivencia lo traslada también a su quehacer musical, pues quien hace música experimental o cualquier tipo de manifestación artística experimental, explora formas en las que no fue educado para hacerlos.

“No es como la música clásica que tiene su técnica, su forma de interpretar, que ya hay varios intérpretes de los autores clásicos y una línea muy definida”, señala Roberto Morales Manzanares.

En el caso de cualquier manifestación experimental, los músicos de Alacrán de Cántaro van forjando un lenguaje e idea propios, conformando al vuelo lo que dictan su mensaje genético o el entrenamiento musical de cada integrante, al tiempo de buscar formas de compartir espacios.

De si la música experimental es para un público selecto, Manzanares difiere, y atribuye que el poco público se debe a la falta de difusión, mas no a que la propuesta sea difícil de digerir.

“Finalmente, la música es música, uno recibe sensaciones, que quizá nunca ha experimentado, y a veces la gente puede reaccionar de una manera distinta, sobre todo si hay un prejuicio de esperar un ‘tan-tan-tan-tan-tan’, un fin de mariachi; pues claro que en lo experimental no va a ocurrir ese fin”.

Manzanares piensa que si la difusión de su música fuera como la de otros géneros habría mucha gente interesada. Pese a ello, percibe interés en la juventud, que se interesa en interactuar con la tecnología, pues ya nace con ella, y entonces entrar o escuchar pensamientos de audio o de video le es natural.

El pasado viernes, Alacrán de Cántaro se presentó en el Museo de Arte Contemporáneo de Oaxaca (MACO). Previo al evento, Iván Manzanilla esperaba que los asistentes se llevaran una sorpresa positiva ante una música jamás escuchada, que se llevaran una idea, una curiosidad y el saber que el arte contemporáneo de un museo y la música experimental son experiencias accesibles a todos.

El viernes, el proyecto integrado por Federico Iván Manzanilla Rahal (México), Chris Chafe (Estados Unidos) y Roberto Morales Manzanares (México) presentó dos series de 25 minutos —aproximadamente— cada una.

Valiéndose de instrumentos acústicos, híbridos como el celleto y computadoras, surgió la exploración de ideas no planeadas. “Como la visita a una nueva tierra, a un bosque nuevo”, según describió Chris Chafe a este arte contemporáneo que en tiempo real creó nuevas conexiones, acorde a las reacciones de los músicos y un diálogo que se enriqueció de videos generados por computadoras.

Alacrán de Cántaro es un proyecto que en los años 90 del siglo pasado se transformó en un ensamble de música contemporánea y actuó en el Festival Internacional Callejón del Ruido, en Guanajuato. Por ocho años, estuvo en proyectos como el Foro de Música Nueva y el Centro Multimedia del Centro Nacional de las Artes.

Con esa experiencia y la de cada integrante que a la par trabaja en proyectos individuales, el ensamble desarrolla la investigación en torno al sonido, pues éste no se limita a tres o cuatro instrumentos, como menciona Roberto. Se trata de una labor en la que, por ejemplo, las percusiones abarcan varios instrumentos y retoman otros objetos como conchas de tortuga.
“Ahora, imagínate que esto lo expandimos al terreno acústico, donde usamos modelos físicos, diferentes formas o nos apoyamos en descubrimientos científicos, en matemáticas o en física, que nos pueden ayudar a generar un nuevo sonido, y ese nuevo sonido nos interesa difundirlo”.

Luego de presentarse en el MACO, Alacrán de Cántaro lo hará el martes en Ex Teresa Arte Actual (Ciudad de México) y el jueves en el teatro principal de Guanajuato. Conscientes de que las dinámicas actuales los mantengan siempre en un solo proyecto, cada miembro sigue trabajos e investigaciones propias que muy probablemente los harán converger y dialogar nuevamente sobre sus descubrimientos.

Relacionadas: