Una mirada racista, la de 45 caricaturas sobre México | Arte y Cultura
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones

Arte y Cultura

Una mirada racista, la de 45 caricaturas sobre México

Este viernes se inaugura La Revolución Mexicana en el espejo de la caricatura estadounidense

  • Una mirada racista, la de 45 caricaturas sobre México
  • Una mirada racista, la de 45 caricaturas sobre México
  • Una mirada racista, la de 45 caricaturas sobre México
  • Una mirada racista, la de 45 caricaturas sobre México
  • Una mirada racista, la de 45 caricaturas sobre México
  • Una mirada racista, la de 45 caricaturas sobre México

A través de 45 caricaturas políticas publicadas en los principales periódicos de Estados Unidos, se ofrece la mirada norteamericana sobre la Revolución Mexicana (de 1910 a 1923). En ellas, se expone a los mexicanos como bárbaros, como salvajes que se matan unos a otros y sin más intereses que destruir la propiedad extranjera (la de Estados Unidos).

Es una mirada “en bruto, más en blanco y negro, más sin matices”. Juan Manuel Aurrecoechea, curador de la exposición que se inaugura este viernes en el Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca, dice que la muestra es el relato de cómo, desde el punto de vista del periodismo norteamericano, la Revolución Mexicana no fue más que la lucha de la barbarie contra la civilización.

“Es una mirada racista, es una mirada profundamente antimexicana, una mirada que pinta sin tapujos y sin ninguna consideración, que pinta a todos los mexicanos iguales”, sin importar si se trata de los federales, de Francisco Villa, Emiliano Zapata, Venustiano Carranza o Álvaro Obregón.

A partir de las 19:00 horas de hoy, la muestra La Revolución Mexicana en el espejo de la caricatura estadounidense abre en la sede del instituto, en Macedonio Alcalá 507. Ahí podrá conocerse parte de las miles de caricaturas aparecidas en diarios como el Chicago Tribune, The Angeles Times, The New York Times y The San Francisco Examiner, publicaciones que dieron auge a un tipo de periodismo por medio de caricaturas que salían en las primeras planas y no en las páginas de opinión (como ocurre en la actualidad).

“Para esta mirada, la Revolución no tiene ninguna justificación ni política, ni es una lucha por la justicia ni es una lucha con ambiciones políticas”, expresa Aurrecoechea sobre la opinión de diarios cuyos propietarios tenían latifundios en México o eran financiados por intereses petroleros y mineros.

Y es que lo que se pretendía crear en Estados Unidos —añade— era una opinión pública favorable a la intervención de los Estados Unidos en la Revolución Mexicana, ante la amenaza a los intereses de esa nación en México.

“Los más radicales hablan de intervención militar, los menos obtusos la intervención política o diplomática”.
Incluso, el entonces presidente de Estados Unidos, Woodrow Wilson, decía que la misión de Estados Unidos era “salvar a México de sí mismo” y eso es lo que refleja la serie de caricaturas dirigidas al público estadounidense y al lector de periódicos con ciertas características: por ejemplo, hombres, blancos y protestantes.

La exposición de esta tarde parte de una investigación de Aurrecoechea, realizada entre 2008 y 2011, quien buscó en archivos estadounidenses como la Biblioteca Pública de Nueva York, la Librería del Congreso o aquellas de la Universidad de Austin, Texas.

Se trata de reproducciones de los dibujos originales hechos por los más destacados caricaturistas de la época, que según Juan Manuel rebasa los dos mil dibujos.

Asimismo, que el valor de estas caricaturas no es que sean una obra magistral, sino que nacen de la repetición de las ideas, símbolos que terminan por fijar una imagen.

“Digamos que de alguna manera estas caricaturas educaron al supremacismo blanco, a esta idea de los Estados Unidos como una nación con la misión civilizadora que en el fondo lo que esconde son los intereses norteamericanos”.

Y es la imagen que educó no sólo al Donald Trump, sino a los millones de norteamericanos que votaron por él, dice el curador sobre una imagen de México que se reactualiza.

En el texto que acompaña la muestra, Juan Manuel expresa que “las caricaturas pueden derribar y desenmascarar cinismos, pero también sirven para justificar intervenciones militares, poner pueblos contra pueblos y hasta contribuyen a ganar elecciones políticas, como demostró la caricatura racista de los mexicanos que usó Donald Trump para ganar la presidencia de los Estados Unidos en 2016”.

Además de las 45 caricaturas que comprenden la muestra, se proyectará una animación de 1916, que se proyectaba en los cines, previo a la película y que se relaciona mucho con esa mirada sobre la Revolución y de Estados Unidos sobre México.

Relacionadas: