Toledo pide a EPN prohibir el cultivo de transgénicos | Arte y Cultura
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones

Arte y Cultura

Toledo pide a EPN prohibir el cultivo de transgénicos

Durante la vista del mandatario, el artista externó su preocupación por los transgénicos

  • Toledo pide a EPN prohibir el cultivo de transgénicos
  • Toledo pide a EPN prohibir el cultivo de transgénicos

Oaxaca de Juárez, Oaxaca

Así como en el año 2014, cuando el artista Francisco Toledo envió una carta al Ejecutivo Federal para prohibir el cultivo de semillas transgénicas e informarles de las consecuencias en la salud, el pasado jueves el promotor cultural entregó una nueva misiva al presidente Enrique Peña Nieto, durante la visita de éste a la ciudad de Oaxaca.

Durante la inauguración del Centro Cultural y de Convenciones de Oaxaca (CCCO), Francisco Toledo aprovechó para entregarle el documento al mandatario, pues no estaba seguro de que la primera carta, enviada en 2014, le llegó.

“Esta misiva se había intentando entregar en 2014, cuando el Pro Oax y la Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad solicitaron una reunión con el presidente de la República, manifestando la preocupación de la entrada de semillas transgénicas, en esa ocasión no tuvimos respuesta por parte de presidencia”, comentó el artista en su cuenta oficial de Facebook, luego de la reunión con el Ejecutivo Nacional en el Parque Las Canteras.

Asimismo, explicó que durante los últimos años, tanto Pro Oax como otras organizaciones han realizado una campaña para proteger el maíz nativo y prohibir la entrada de las semillas transgénicas.

Estas acciones se han visto en forma de conferencias, publicaciones, proyecciones de documentales, una bienal internacional de cartel y la recabación de miles de firmas contra el maíz genéticamente modificado.

“Las razones que nos motivaron para escribirla hace tres años y medio se mantienen vigentes. Seguimos convencidos de que el maíz transgénico es malo para México”, señala el pintor en la nueva carta que entregó a Enrique Peña Nieto.

En ella, Toledo explica que con base en los hallazgos de los últimos tres años “hay una evidencia creciente de los efectos nocivos para la salud humana del glifosato” (un herbicida de amplio espectro que se usa para eliminar hierbas y arbustos y que de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud es “probablemente cancerígeno para los seres humanos”).

“Recién nos hemos enterado que investigaciones realizadas por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) muestran que más del 90 por ciento de los alimentos de maíz procesados industrialmente en nuestro país tienen presencia detectable de transgenes y cerca del 30 por ciento de los casos dieron positivo para el herbicida glifosato”, menciona el autor de Sin maíz no hay Toledo, exposición presentada en octubre de 2015, durante el 43 del Festival Internacional Cervantino, en Guanajuato.

El también fundador de Pro Oax dijo que tras los hallazgos de la UNAM, existe una preocupación, pues los resultados sugieren que “un sector importante de la población puede estar sujeta a largo plazo a una creciente tasa de incidencia de ciertos tipos de cáncer para los adultos y padecimientos neurológicos para los niños, entre otros riesgos de salud”.

La carta del artista es parte de las acciones que éste ha desarrollado por varios años y que tiene como antecedente la misiva enviada en 2014 al presidente de la República, en la que el fundador de Pro Oax, Francisco Toledo, y el presidente del organismo, José Márquez, hablan a nombre de diversos sectores de la sociedad, preocupados por la salud y cómo los transgénicos pueden afectar a ésta.

“Estamos convencidos que el maíz transgénico es malo para México. Las empresas trasnacionales que promueven estas semillas buscan ganar dinero. Para nosotros la salud del cuerpo y la salud de la tierra no tienen precio”, refiere la carta de 2014.
Basados en una carta que el investigador David Schubert le enviara a Peña Nieto en 2013, Toledo y Márquez le piden escuchar los argumentos del científico para no autorizar la siembra del maíz transgénico.

“Al revisar las razones que nos da la ciencia, nosotros pedimos a usted escuchar también la voz de las comunidades indígenas, la voz de los campesinos y la voz de la gente de las ciudades que no queremos esas semillas. Rechazamos los transgénicos porque contaminar nuestro maíz es herir el corazón de México”, se menciona en esa primera carta.

Relacionadas: