Máscaras y tonas se muestran en Yucatán
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Arte y Cultura

Máscaras y tonas se muestran en Yucatán

Desde hace unos días y hasta marzo de 2020, las creaciones del taller de Jacobo Ángeles y María Mendoza se comparten con el público

  • Máscaras y tonas se muestran en Yucatán
  • Máscaras y tonas se muestran en Yucatán
  • Máscaras y tonas se muestran en Yucatán

Con la exposición Detrás de una máscara, el taller de Jacobo y María Ángeles (de San Martín Tilcajete) muestra al público de Yucatán el origen y el misticismo que encierran tradiciones como el carnaval de aquella comunidad oaxaqueña.

La muestra está abierta hasta marzo de 2020 y reúne 36 piezas elaboradas en el taller de estos creadores, quienes ahora lo comparten en el Museo Casa Montejo. Se trata de piezas hechas en madera de copal y con las cuales los autores recrean las creencias en torno a los tonas (un animal que en la cultura zapoteca de San Martín Tilcajete y de otras comunidades del estado se considera como protector de una persona, pues ambos están vinculados desde el nacimiento del humano).

Asimismo, Detrás de una máscara retoma las tradiciones de San Martín Tilcajete, en donde año con año se recrea el carnaval, a través de danzas y personas que emplean máscaras para ser parte de ello. También para interactuar con los asistentes.

De acuerdo con María, la muestra tiene relación con su interés por participar en el carnaval, en el que por lo general participan hombres.

Ella, que hace unos años decidió disfrazarse para tal actividad, recordó que hasta antes de que se animara, notó que en la comunidad era mal visto que las mujeres se disfrazaran o actuaran en el carnaval, pero que eso fue cambiando con el tiempo.

“Me di cuenta de la gran importancia de hacer viva esa tradición y de por qué las mujeres podíamos o no podíamos disfrazarnos”, narró María Ángeles sobre la ocasión en que nació la idea de llevar la máscara a las creaciones del taller.

Sobre su experiencia, reconoció que el estar cubierta con una máscara le dio la facilidad y confianza para hacer bromas y “monadas” ante la gente que, curiosa, se mostró intrigada por la identidad de aquella participante.

“¿Somos lo que somos con la máscara o sin ella?”, se preguntaba María hace unos meses en Oaxaca, cuando se expuso por vez primera esta serie de obras. En aquel tiempo, marzo, la exposición abarcó 37 piezas, entre máscaras y tonas decoradas con acrílicos, hojas de oro y plata, así como fotografías intervenidas.

La exposición Detrás de una máscara va a las raíces de la celebración para plasmar la tradición del pueblo de María, enclavado en la región Valles Centrales de Oaxaca. La máscara forma parte de los tonas, que como María llevan los rostros cubiertos con ese elemento. La idea, según explicó en su momento la creadora, era saber “cómo son con y sin la máscara” los “tonas/nahuales” hechos por las tantas manos de taller.