El final de los tiempos en la Sierra Juárez |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Arte y Cultura

El final de los tiempos en la Sierra Juárez

El artista Max Sanz provoca una reflexión en torno a la pertenencia y permanencia de una generación

  • El final de los tiempos en la Sierra Juárez
  • El final de los tiempos en la Sierra Juárez
  • El final de los tiempos en la Sierra Juárez
  • El final de los tiempos en la Sierra Juárez
  • El final de los tiempos en la Sierra Juárez
  • El final de los tiempos en la Sierra Juárez

El pasado domingo 24 de noviembre en punto de las 11 horas, en la Universidad de la Sierra Juárez, dio inicio el magno evento de las Culturas Zapoteca, Mixe y Chinanteca de la Sierra Juárez. Con un mosaico de colores y algarabía la Universidad recibió a visitantes de distintas latitudes, que se dieron cita para la ceremonia de inauguración de la Decimosegunda edición de un evento que promueve el aprecio y conocimiento de las manifestaciones culturales de esta bella y rica región del Estado de Oaxaca.

Con el tradicional corte de listón en el recorrido por la Exposición pictórica El Fin de los Tiempos, de Max Sanz; la exposición fotográfica Galzak- Tierra de Encantos, de Vicente Morales, y la exposición de artesanías de la región, se dio paso al magnífico Concierto de Gala a cargo de la Banda Filarmónica Maestro Narciso Lico Carrillo, en un auditorio abarrotado y lleno de emociones, con la participación vocal de los cantantes Renata Martínez, Yeudiel Figueroa y Jean Venegas, quienes interpretaron temas representativos de la cultura musical del estado de Oaxaca, destacable el ofrecimiento de la marcha “Universidad de la Sierra Juárez”, regalo del autor Francisco Lico Ventura, seguido del emblemático himno de los oaxaqueños Dios nunca muere y un rítmico homenaje al fundador de la banda Maestro Narciso Lico Carrillo, merecedor al Premio Nacional de Ciencias y Artes en el área de Artes y Tradiciones Populares en 2013.

Como parte del segmento de exposiciones, en el lobby de auditorio se exhibe la serie pictórica El Fin de los Tiempos, de Max Sanz, artista plástico multipremiado en la pintura y la escultura, nacido el 24 de abril de 1992 en la Sierra Norte de Oaxaca y que a lo largo de su formación profesional ha tenido la fortuna de contar con distintos maestros, como el Maestro Barry Head, la Maestra María José Lavín y el Maestro Francisco Castro Leñero; ha expuesto de manera individual a nivel nacional e internacional. Esta exposición nos plantea desde la perspectiva y palabras del autor “una reflexión acerca de la pertenencia a una generación donde el fin de un tiempo es inminente, un metarrelato y la ilusión de la modernidad que cada día se desvanece ante nuestros ojos, donde la guerra del agua será cada día más clara y declarada, donde el fuego ya no purificará ninguna alma, donde el aire en vez de darnos vida será veneno puro”.

Las exposiciones y todos los eventos de la Decimosegunda Semana de las Culturas de la Sierra Juárez fueron de acceso libre hasta el viernes 29 de noviembre.

El FIN DE LOS TIEMPOS

Hace unos meses escuché una frase que decía: “Ustedes nos traicionaron y nos dejaron un mundo así…”, sentía que era muy dura esta estrofa de un gran discurso de cuestionamiento y reflexión; esta serie probablemente sea la más crítica de mi producción, las razones que me impulsaron a ejecutarla fue mi entorno y el futuro poco predecible que mi generación enfrenta.
Siempre se habla de generaciones a las cuales la sociedad nos ha etiquetado; yo no sé a cual pertenezco, lo que sí tengo claro es que pertenezco a una generación donde el fin de un tiempo es eminente, un metarrelato y la ilusión de la modernidad cada día se desvanece ante nuestros ojos, donde la guerra del agua será cada día más clara y declarada, donde el fuego ya no purificará ninguna alma, donde el aire en vez de darnos vida será veneno puro. Quizá esto suene a una de esas películas apocalípticas; sin embargo, esta serie pictórica tiene el propósito de hacernos pensar si esto llegará a pasar, si la naturaleza comenzará de un modo sutil y silencioso a cobrarse todo el mal que se le ha hecho desde tiempos inmemoriables.

Los elementos que una vez se consideraron como generadores de vida, hoy serán los mejores jueces en este ocaso del siglo de nuestros padres, es por eso que a través de colibrís, árboles de oro, hojas de chicle, peces de la suerte y elefantes sagrados, narro en cada cuadro no un fin; por el contrario, el inicio de otro ciclo y que pongo a la reflexión a mi generación, en donde tendremos que vivir en un nuevo orden, quizá el reto mayor en este nuevo ciclo es el respeto a nuestro entorno, este razonamiento tendrá en la mente de cada uno una reacción de cualquier tipo, cada uno puede sacar su propia conclusión como yo saqué la mía, muy simple, por cierto: estamos todos advertidos y está en nosotros dar o no la espalda.
MAX SANZ