Xoloitzcuintle, el perro ancestral de México |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Arte y Cultura

Xoloitzcuintle, el perro ancestral de México

El xoloitzcuintle es el can icónico de México que durante siglos ha reflejado el misticismo y la cultura del país.

Xoloitzcuintle, el perro ancestral de México | El Imparcial de Oaxaca
Foto: Internet.

El xoloitzcuintle es el can icónico de México que durante siglos ha reflejado el misticismo y la cultura del país.

Aunque no todo es tan perfecto ya que existe un oscuro pasaje, durante la Conquista de los españoles, en el que comenzaron a marginarlo porque eran los favoritos de los mexicas.

“Estos perros pelones eran los favoritos para hacer ceremonias y ritos” de los mexicas, explicó Raúl Valadez, responsable del laboratorio de paleozoología del Instituto de Investigaciones Antropológicas de la UNAM.

El experto aseguró a EFE que los mexicas buscaban “pedir a los dioses el apoyo para que hubiera lluvia, para que hubiera un buen año agrícola”.

Xoloitzcuintle, el ícono de la lujuria

En tanto, la historiadora de arte Eva María Ayala contó durante un recorrido por la exposición “Xolos, compañeros de viaje” del Museo del Carmen, en la Ciudad de México, que estos perritos eran considerados por los cristianos como “la representación de la lujuria y la lascivia“.

En contraste, estos perros eran compañeros de los difuntos y estaban presentes en tumbas y entierros, pues a lo largo de los años encontraron esqueletos completos de estos perros junto a osamentas de humanos.

¿Qué pasó con los perros?

Al paso de los años y siglos estos perros, propios del México antiguo, fueron relegados al campo, a zonas rurales y a principios del siglo XX los campesinos y personas que vivían en sitios rurales comenzaron a mostrarlos a algunos artistas.

Y con el fin de enaltecer las raíces de México comenzaron a popularizarlos y los regresaron al lugar sagrado que antes tenían.

En la actualidad esta raza fue inmortalizada en una película de nivel internacional, Coco en 2017. Basada en la tradicional festividad mexicana del Día de Muertos y que los muestra como el fiel compañero que acompaña al protagonistas hasta el mismisimo Micltán.