Ante la adversidad, Dios nunca muere |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Arte y Cultura

Ante la adversidad, Dios nunca muere

La vida y obra del compositor Macedonio Alcalá son llevadas a escena, con la pieza en que colaboran Cuauhpanco Teatro y la Orquesta Sinfónica de la Facultad de Bellas Artes

Ante la adversidad, Dios nunca muere | El Imparcial de Oaxaca

Para conectarse con el Dios nunca muere, de Macedonio Alcalá, la actriz y directora Wagive Turcott dice que es necesario escuchar con el corazón. Pero, aclara, esa atención no tiene que ser hacia la letra del vals (que le fue agregada casi un siglo después de haberse creado), sino a la música.

“A través de sentir la música podemos llegar a lo que han llegado los autores de la letra”, entre ellos Vicente Garrido. Sólo así se conseguirá ese estado anímico, “que es lo que hace maravillosa a esta pieza musical”, considera la directora de teatro. Como esa reflexión y propuesta, Wagive intenta llevar a escena la vida del músico oaxaqueño, de quien se cumplen 150 años de su fallecimiento (este 24 de agosto).

Para ella, esa aproximación se da en la puesta en escena Dios y Macedonio, de pie ante la adversidad, que se presenta a las 20 horas de este 23 de agosto, en el Teatro nombrado como el fallecido autor, en la ciudad de Oaxaca. En ella, Turcott es responsable del guion y de la dirección.

Estrenada el año pasado, la pieza corre a cargo del grupo de teatro Cuauhpanco y se realiza en colaboración con la Orquesta Sinfónica de la Facultad de Bellas Artes, de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca.

Para la creación de la obra, Turcott desarrolló una investigación de aproximadamente tres años, en la que incluso entrevistó a descendientes de las familias Alcalá y Prieto. “Me topé con algunas conclusiones erróneas sobre la vida de Alcalá, muy contradictorias, que vale puntualizar”, relata la directora sobre aspectos que piensa necesario reflexionar, a través de las investigaciones que se desarrollen en los diversos ámbitos.

Lejos de la reseña histórica sobre la vida y obra del compositor oaxaqueño Macedonio Alcalá (1831-1869), la obra de Turcott propone la espiritualidad, a través de escenas basadas en fragmentos de la vida del autor. La memoria colectiva, así como otras piezas no tan conocidas del compositor, se funden en la puesta en escena para la que participa una veintena de actores, así como un estimado de 30 músicos y poco más de 10 personas involucradas en el montaje.

Dios y Macedonio, de pie ante la adversidad, se presenta este viernes, a las 20 horas, el teatro que desde 1933 lleva el nombre del autor del Dios nunca muere. Su función es parte del festival Oaxaca vibra, una iniciativa federal a la que se suman entes de los estados, y que intenta recobrar el valor de personajes como Macedonio Alcalá y Rigo Tovar (este, en el caso de Tamaulipas).