Danza busca traspasar los muros de Tanivet |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Arte y Cultura

Danza busca traspasar los muros de Tanivet

La bailarina Aleida Ruiz Sosa ha emprendido una serie de clases de ballet y Tae kwon do enfocada en madres privadas de su libertad y sus hijos

  • Danza busca traspasar los muros de Tanivet
  • Danza busca traspasar los muros de Tanivet

En una película, una mujer secuestrada da a luz y cría a un niño que cree que no hay nada más allá del encierro. Para él, lo que se observa en la televisión es un mundo mágico. La historia, ficticia, llevó a la bailarina Aleida Ruiz Sosa a preguntarse y preguntar a su madre si acaso algo así podría ocurrir en la vida real: que niños como el de la película creyeran o no vivieran otras cosas fuera de las paredes.

La respuesta de la madre fue que era posible y que, incluso, un ejemplo cercano era el de los menores que nacen en cárceles y habitan en ellas hasta cierta edad, tal como ocurre en el Centro Penitenciario Femenil de Tanivet (Oaxaca).

“Viven dentro de un lugar y nunca salen”, le explicó Ariadna a su hija Aleida. Esta última pensó en ello por un buen tiempo, e incluso se planteó la idea de escribir un cuento para relatar esas experiencias. Sin embargo, al carecer de un acercamiento propio, quiso conocer estas experiencias en Tanivet. Pero de la idea inicial de un texto, pasó a la de hacer una serie de talleres de ballet enfocados a la niñez del penal.

La propuesta fue presentada a la Subsecretaría de Prevención y Reinserción Social del estado, misma que la aprobó. Así es como en los primeros días de agosto, Aleida comenzó ahí sus clases de expresión corporal y ballet. Ahora, no sólo dirigidas a los menores, sino también a las madres de éstos. Además de que se sumaron clases de Tae kwon do a los infantes (en parte por la resistencia hacia el ballet, al pensarse que es algo sólo de niñas).

Esta iniciativa, relata la también representante de Aleida, es para que los menores y mujeres del centro penitenciario “prueben otras cosas que tenían que hacer fuera. Además, se quiere que las mamás sientan que llegó la hora de su curso y los preparen como cualquier mamá viste a los hijos para llevarlos”.

Sin embargo, y aunque han notado la disposición de las internas y sus hijos (así como la unión de otros artistas para más clases), la iniciativa ha carecido de materiales especiales para las sesiones. Por ello, Aleida busca que más personas se sumen a través de donaciones en especie o en efectivo, que permitan contar con una tarima, una barra, pisos de foami u otro tipo de material para las clases y el montaje de alguna pieza.

Para las personas interesadas en apoyar la iniciativa, queda a disposición el teléfono celular: 951 319 50 76. Asimismo, la posibilidad de enviar mensajes a la cuenta de Facebook Aleida Izsosa.