La casa que sangra recrea la violencia en Guerrero |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Arte y Cultura

La casa que sangra recrea la violencia en Guerrero

El libro del fotoperiodista mexicano Yael Martínez reúne imágenes sobre los estragos de la violencia, muertes y desapariciones de su estado natal

La casa que sangra recrea la violencia en Guerrero | El Imparcial de Oaxaca

Antes de que Yael Martínez naciera, el estado de Guerrero ya se había convertido en uno donde las desapariciones y homicidios se volverían casi una cotidianidad. Para 1984, cuando el fotógrafo de Taxco “vio” por primera vez la luz de este mundo, ya había cientos de muertos y desaparecidos, producto de la llamada Guerra Sucia. Para sus primeros años de infancia, la sangre de unos 400 militantes del Partido de la Revolución Democrática había sido derramada en el sexenio de Carlos Salinas de Gortari.

La cifra seguiría aumentando, resultado de décadas de violencia política y la del control por la producción de estupefacientes. Esas historias y su permanencia se convirtieron en el contexto en el que se desarrolló la mirada de Martínez. Más tarde, en 2013 y tras haber vivido de cerca la violencia, su cámara fotográfica se convertía en la extensión de su mirada y memoria, las mismas que ahora se concretan en La casa que sangra.

El libro del fotoperiodista mexicano, ganador del segundo lugar en la categoría de “Proyectos a largo plazo”, en el World Press Photo 2019 (por la serie que comparte nombre con el volumen) recoge las imágenes capturadas entre 2013 y 2018. Primero, con la intención de entender y mostrar un tema que ha afectado a varias familias de ese estado cuyo control se disputan varios grupos o cárteles del narcotráfico.

El volumen es también parte de un proyecto de largo plazo, en el que Martínez plasma a comunidades fracturadas por el crimen organizado, “en un sentido físico y psicológico-emocional”. La idea, detalla el ganador de la beca Magnum Emergency Fund (2016) es generar una memoria histórica de estos procesos de violencia.

Seleccionado en el cuarto Annual New York Portfolio Review del New York Times (2016), señala que el volumen intenta hacer una analogía entre la casa y el cuerpo. Pero también como espacio en el que penetra la violencia y genera heridas profundas en la sociedad.

Yael, que ha enfrentado la pérdida de tres familiares en medio de la violencia de Guerrero, considera que llevar el tema a la fotografía “ha sido un proceso de sanación y de experiencia compartida con las familias que viven esta misma problemática en México”. Como fotógrafo, expone que siempre existen obstáculos, especialmente en temas como este, pero lo que ha hecho es asumir la fotografía como algo personal.

Este fin de semana, Martínez presentó su libro en la ciudad de Oaxaca, en el Centro Fotográfico Manuel Álvarez Bravo. El volumen, que contó con los comentarios del investigador Abraham Nahón, reúne fotografías tomadas entre 2013 y 2018, en los estados de Guerrero y Sinaloa.