Rescatarán paramento de la Mixteca oaxaqueña |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Arte y Cultura

Rescatarán paramento de la Mixteca oaxaqueña

El área rocosa cuenta con una pintura rupestre de al menos mil 500 años de antigüedad

Rescatarán  paramento de la  Mixteca oaxaqueña | El Imparcial de Oaxaca
FOTO: IVÁN RIVERA/INAH

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) rescatará un paramento de la región Mixteca de Oaxaca. El área rocosa, que abarca 285 metros de largo y se ubica en el Barrio de Guadalupe, municipio de Ixpantepec Nieves, es conocida como Kava ndiyo’o (“Peña del colibrí”, en mixteco). Alberga a por lo menos 500 grafías (signos o conjuntos de signos plasmados en la roca) que datan de más de mil 500 años de antigüedad y cuentan con una gran variedad de técnicas y diseños.

De acuerdo con la dependencia federal, el sitio fue registrado recientemente por la Dirección de Registro Arqueológico de la institución, aunque los primeros acercamientos por parte de autoridades y comunidad fueron en 2015 y 2016. Fue la comunidad de esta región la que se interesó en proteger el área donde se han detectado algunos daños intencionales (como grafitis) y desprendimientos a causa de los sismos o por la mano humana.

El proyecto de conservación del sitio rupestre está en proceso y “buscará resarcir los daños, sobre todo por el paso del tiempo y el intemperismo, además de estabilizar las áreas prioritarias del sitio e ir trabajando en el programa de conservación preventiva y mantenimiento”. Sin embargo, como señala Sandra Cruz Flores, restauradora perito de la Coordinación Nacional de Conservación del Patrimonio Cultural (CNCPC) del INAH y responsable del Programa Nacional de Conservación del Patrimonio Gráfico-Rupestre de la institución, las afectaciones no han sido graves, por “ser un sitio de difícil acceso”.

“No obstante, presenta alteraciones importantes, sobre todo derivadas de su exposición a la intemperie, el paso del tiempo y de las mismas técnicas utilizadas para su elaboración”, refiere Cruz en el comunicado de la dependencia.

El sitio Kava ndiyo’o no está abierto oficialmente al público, pero, según explica el INAH, “es visitado por personas de la localidad y la región”, por lo que es necesario un trabajo de concientización para ayudar a su preservación.

Sobre los diseños encontrados en el sitio, la institución detalla que fueron hechos con pinceles o brochas, así como con dedos. “Existen evidencias que permiten apreciar que algunas grafías fueron aplicadas por aspersión, ya que en el lienzo rocoso se observan pequeñas gotas de pintura fluida, que da una idea de cómo fueron depositadas en la superficie”.

En cuanto a diseños, se observan formas de animales y aves, así como las que parecen ser de personas (cuerpos completos, manos) y otros de tipo “abstractos y geométricos (de difícil interpretación): líneas rectas, series de puntos, retículas, polígonos abiertos y cerrados, entre otros”.