Maurice Maeterlinck vuelve a través de las flores |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Arte y Cultura

Maurice Maeterlinck vuelve a través de las flores

Ganador del Nobel en 1911 y autor de poemas, obras de teatro y ensayos, su figura ha permanecido a través de textos como La inteligencia de las flores

Maurice Maeterlinck  vuelve a través de las flores | El Imparcial de Oaxaca

Ganó el premio Nobel en 1911 y fue “un extraordinario autor del que cuesta mucho entender el desarrollo de la literatura moderna sin su figura”. Sin embargo, los textos que hicieron celebre al belga Maurice Maeterlinck (1862-1949) se han perdido entre “la amnesia literaria”. Pero “su obra de entomólogo, de botánico aficionado, sigue estando presente”, señala el poeta y ensayista Armando González Torres.

Para nada hay distancia entre lo que era su obra creativa y los “libros sobre las abejas, las terminas”, expone González, quien se ha encargado de hablar sobre la obra de Maeterlink, ahora publicada por la editorial oaxaqueña Zopilote Rey. En estos últimos libros, que Maurice dedicó a seres de la flora y fauna, el poeta identifica una estrecha relación con lo producido por aquel, pues tiene “que ver mucho con lo que fue su creación, que fue buscar esta espiritualidad”.

Maurice, quien “era un gran lector de la mística alemana, de la Edad Media, un extraordinario panteísta”, llevó ese interés a sus libros sobre los insectos o sobre las flores. También, ese optimismo y amor por la vida, que identifica González, especialmente en tiempos del yo, y que a través de la lectura de Maeterlinck se sugiere que “el hombre no es la cima de la inteligencia, sino un modesto participante de una inteligencia esparcida por la naturaleza”.

La inteligencia de las flores, reeditado en este año por Zopilote Rey, habla sobre los “prodigiosos mecanismos de adaptación de organismos que finalmente están condenados a la inmovilidad”.

Asimismo, muestra cómo a través de diversas estrategias y “coquetería”, las flores consiguen que el ecosistema se ponga a su servicio.

Esos apuntes, señala González, son parte de lo que le confiere un valor especial al libro, uno que vio la luz por vez primera en 1907 y que ahora comparte páginas con las fotografías de Silvia Andrade, una fotógrafa e ingeniera química que ha conseguido recrear a las flores a través de un microscopio electrónico de barrido (en el Centro de Investigación Científica de Yucatán).

La inteligencia de las flores es el primer volumen de la colección Micra, de Zopilote Rey. Como este título, González considera que de la obra poética y de dramaturgia de Maurice Maeterlinck destaca Los ciegos, una pieza sin la que no se podría entender el teatro contemporáneo.

Maeterlinck fue un autor nacido en Bélgica; entre sus libros están títulos como: Invernaderos cálidos, El pájaro azul, La princesa Malena, Peleas y Melisanda, El tesoro de los humildes y La vida de las abejas.

 

Relacionadas: