Donde empieza el cuerpo. El hombre y José Montes |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Arte y Cultura

Donde empieza el cuerpo. El hombre y José Montes

El cuerpo, como elemento completo y perfecto, es objeto de estudio por parte de José Montes, artista oaxaqueño.

  • Donde empieza el cuerpo. El hombre y José Montes
  • Donde empieza el cuerpo. El hombre y José Montes
  • Donde empieza el cuerpo. El hombre y José Montes
  • Donde empieza el cuerpo. El hombre y José Montes
  • Donde empieza el cuerpo. El hombre y José Montes
  • Donde empieza el cuerpo. El hombre y José Montes
  • Donde empieza el cuerpo. El hombre y José Montes
  • Donde empieza el cuerpo. El hombre y José Montes
  • Donde empieza el cuerpo. El hombre y José Montes
  • Donde empieza el cuerpo. El hombre y José Montes
  • Donde empieza el cuerpo. El hombre y José Montes
  • Donde empieza el cuerpo. El hombre y José Montes
  • Donde empieza el cuerpo. El hombre y José Montes
  • Donde empieza el cuerpo. El hombre y José Montes
  • Donde empieza el cuerpo. El hombre y José Montes
  • Donde empieza el cuerpo. El hombre y José Montes
  • Donde empieza el cuerpo. El hombre y José Montes
  • Donde empieza el cuerpo. El hombre y José Montes
  • Donde empieza el cuerpo. El hombre y José Montes
Hace unos años ya, el artista mexicano Oaxaqueño  José Montes dejó atrás la técnica, la paleta de colores, los materiales y las fórmulas de sus pinturas habituales, fuertemente enraizadas a los usos y costumbres de su Oaxaca natal, para adentrarse en la tradición más europea. Esa en la que crecieron Caravaggio, Rubens, David, Boughereau.
El cuerpo, como elemento completo y perfecto, es objeto de estudio por parte de Montes, fruto de ese interés creciente en el movimiento y la representación del alma. Si antaño, no hace tanto, fueren mujeres en actitud contemplativa, son ahora los hombres que descansan, las últimas imágenes que nos llegan del intenso trabajo de Montes.
Ancianos y jóvenes, que se nos figuran aquellos balsámicos retratos de la antigüedad que ya Miguel Ángel estudiaba, y que ya sea con músculos levemente apuntados, o con flácidas carnes de la edad, nos representa aquellos místicos y epicúreos que poblaron las pinturas de los maestros del Siglo de Oro.
Son el Arquímedes de Ribera, el Esopo de Velázquez, el San Juan de Caravaggio, los que se presentan de nuevo bajo el toque de Montes, con cuatro harapos viejos que ni tan solo llegan a esconder nada.
Son nuevas miradas, de hombres jóvenes ya reconocidos, alguno imberbe, otro rasurado, un tercero con calva y barbita perfecta, que nos acercan al hombre actual, que piensa, descansa, se detiene, respira, y vislumbra el pasado desde su presente
Esta muestra fue inaugurado por  Embajador Miguel Malfavon, el Cónsul Tomás Olvera y el artista Jose Montes Nicolas como invitados especiales  estuvieron  el Embajador de Chile Cristian Streeter, la Embajadora de Brasil Eliana Zugaib como empresarios de Dublin.  
En unos días más  se inaugura  la instalación artística  de Jose Montes por el motivo  de los 100 años de Joan Brossa   Poeta y artista catalán, en el edificio  de los aparejadores en Barcelona en conjunto con la Fundación Joan Brossa, posteriormente  en el mes de septiembre  se presentara la obra los hombres de Maíz  en colaboración con la Embajada de México en Praga. Y por finalizar una muestra en Milán.