Kunt Vargas reinventa la música con "Kumantuk" |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Arte y Cultura

Kunt Vargas reinventa la música con “Kumantuk”

Con un sitio arqueológico inventado, el autor cuestiona a la arqueología, a la vez que intenta explicar a sus ancestros y contemporáneos

  • Kunt Vargas reinventa la música con “Kumantuk”
  • Kunt Vargas reinventa la música con “Kumantuk”
  • Kunt Vargas reinventa la música con “Kumantuk”
  • Kunt Vargas reinventa la música con “Kumantuk”

Facundo (Kunt) Vargas se formó en arqueología, una profesión que jamás ejerció. Al menos no hasta ahora, cuando la música, el camino por el que se decidió, lo llevó a indagar en esos saberes “empolvados”. Con Sitio arqueológico Kumantntuk, inventado para su propuesta sonora, el originario de Santa María Tlahuitoltepec cuestiona su primera profesión, que considera ambigua.

“Tiene tanta validez lo que yo invente como lo que haga un científico”, explica Vargas, quien desde el viernes 8 de marzo abrió al público su instalación sonora, en el Museo de Arte Contemporáneo de Oaxaca (MACO).

A través de tres pirámides de igual número de escalones, así como motivos de la cultura mixe (pintados o recreados con las músicas), el también integrante de la agrupación Los Pream reinterpreta a los habitantes mixes de Santa María Tlahuitoltepec, tanto del pasado como del presente. En el sitio arqueológico, el autor muestra a seres con la capacidad de cambiarse la cabeza, y que supuestamente pertenecen a una cultura Kumantuk —Proto Mixe-Zoque.

Las grabaciones que se suman al sitio fueron grabadas en 2016, aunque desde hace varios años el originario de Tlahuitoltepec se propuso grabar varios paisajes sonoros para usarlos en sus propuestas.

LA ZONA ARQUEOLÓGICA

Sitio arqueológico Kumantuk es ubicado por Vargas entre los años 10000 a. d. C – 5,000 a. d. C. El que sean tres construcciones con igual número de escalones tiene que ver con la importancia del número tres entre los mixes, que como otras culturas adopta una cifra como representativa, explica el autor. En este caso, el número se toma como sagrado y representa al inframundo, lo terrenal y lo celeste; asimismo, a la división del cuerpo humano (cabeza, tronco y extremidades inferiores) o los tiempos: pasado, presente y futuro.

“Diría que es un número que define a un mixe, en específico al de Tlahuitoltepec”, externa Kunt, quien por invitación del curador Roberto Morales Manzanares, se suma al ciclo de intervenciones sonoras Xëmaapyë, que en la lengua mixe alude a “los contadores del día”, y en el que participan artistas del estado, del país y del extranjero.

LA MÚSICA ES EL EJE

Con la música como eje, Kunt se ha desarrollado en varios grupos como del que es parte junto a Konk Balam, Andrés Vargas, Mario Cardozo, Vladimir Medina, Óscar Martínez y Jonás Uriel. También junto a Ensamble Kafka y Cinema Domingo Orchestra, y con ello andado entre lo tradicional de su cultura y los géneros de otras del país y del mundo

El ser parte de estas agrupaciones y presentar una instalación sonora, explica, es parte de un ejercicio y una forma de mostrar su quehacer, especialmente cuando se pertenece a una comunidad o cultura que también puede estar en los circuitos museísticos.

“Es importante esto, de que a la gente, los pueblos, les den estos espacios, y ver qué es lo que proponen, qué hacen. En este caso, yo estoy haciendo esto, pero vendrá alguien más y hará algo. Por lo general, siempre es de afuera hacia adentro, y no de adentro hacia afuera”.

 

 

Relacionadas: