Irma Pineda pide acceso de mujeres a educación |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Arte y Cultura

Irma Pineda pide acceso de mujeres a educación

La preservación de las lenguas y de la oralidad, y el derecho a la consulta de los pueblos son parte de la agenda de la poeta postulada como representante en la ONU

  • Irma Pineda pide acceso de mujeres a educación
  • Irma Pineda pide acceso de mujeres a educación
  • Irma Pineda pide acceso de mujeres a educación

“En la medida en que las mujeres podamos tener más acceso a la educación, también vamos conociendo más nuestros derechos”, apunta la poeta Irma Pineda Santiago (Juchitán de Zaragoza, Oaxaca, 1974). Postulada para representar a los pueblos indígenas de Latinoamérica y el Caribe en un foro permanente de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la autora aboga por la educación como una de las herramientas con que las mujeres indígenas pueden cambiar su realidad.

Cuando las mujeres tienen más oportunidades en esta área, añade, existe también la posibilidad de trabajar y encontrarse con otras para “reducir la violencia hacia nosotras por género, violencia por pobreza, por falta de educación, por falta de oportunidades”.

Irma —creadora de poemarios en los que aborda las desapariciones, la violencia, el amor, la migración y la añoranza por la tierra natal— considera a este uno de los ejes esenciales para impulsar desde la ONU, en caso de ser favorecida con la elección en el cargo.

Pero como este, la autora de Doo yoo ne ga› bia› / De la casa del ombligo a las nueve y de Naxiña› Rului›ladxe›/Rojo deseo, empuja otros temas que presenta en estos días, en un acercamiento con los representantes de la ONU, en Nueva York, Estados Unidos.

“En parte de esta agenda proponemos que sigamos trabajando por las lenguas, por el desarrollo y fortalecimiento de las lenguas no solo de México, porque esta representación es también para América Latina y el Caribe”, añade.

La poeta que crea sus textos en zapoteco para después traducirlos al español o inglés, dice que parte de sus esfuerzos y esperanza por las lenguas se relaciona con este, el Año Internacional de las Lenguas Indígenas.

Declarado como tal por la ONU, el año es para Irma la oportunidad para que se reflexione sobre la importancia de las lenguas, pero sobre todo para que se creen nuevas estrategias que las fortalezcan y así “no se nos terminen de morir las lenguas que se están muriendo en Oaxaca” (el ixcateco y el chocholteco).

“¿Qué hacemos, cómo sumamos esfuerzos todos, pobladores, hablantes, no hablantes, instituciones, profesores, periodistas, medios de comunicación, para hacer algo por el fortalecimiento de estas lenguas y por las que aparentemente están fuertes, pero están teniendo un proceso de desplazamiento?”, se pregunta la escritora sobre idiomas que como el zapoteco, el mixteco o el mixe tienen muchos hablantes, pero que comienzan a dejar de ser transmitidos a las nuevas generaciones.

“Creo que es un año que debe servirnos para pensar y actuar”, refiere quien considera a la oralidad y a la literatura como parte esencial para llegar a las personas y plasmar o mantener las tradiciones, historias y sabiduría de los pueblos originarios.

Para Irma, es necesario trabajar el tema de la oralidad, pues es de suma importancia para mantener “nuestras historias, nuestra palabra, nuestro idioma, porque también es memoria e ir compartiéndolo con las siguientes generaciones. Otra posibilidad me parece que es justo la literatura porque en ella vamos recogiendo estas historias y memorias y se crea un objeto, que es un libro o un disco, que nos ayuda a resguardarlo y compartirlo con las nuevas generaciones.

Como candidata para un cargo de representación ante la ONU, la autora señala que otro de los temas relevantes en su agenda es el de la consulta, de que “los pueblos tengan el derecho a decidir cuáles son sus prioridades para el desarrollo, que no sean los gobiernos o las instituciones los que digan que los pueblos necesitan tal cosa u otra”.

 

Relacionadas: