Detrás de una máscara: arte y tradición de San Martín Tilcajete |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Arte y Cultura

Detrás de una máscara: arte y tradición de San Martín Tilcajete

La exposición del taller Jacobo y María Ángeles abre este viernes; tallas de madera y fotografías intervenidas se inspiran en el carnaval de la población

  • Detrás de una máscara: arte y tradición de San Martín Tilcajete
  • Detrás de una máscara: arte y tradición de San Martín Tilcajete
  • Detrás de una máscara: arte y tradición de San Martín Tilcajete

Hace tres años, María Ángeles Mendoza decide disfrazarse para el carnaval de San Martín Tilcajete, una comunidad de la región Valles Centrales en donde esta celebración es considerada “solamente para hombres”, por ser de carácter rudo. Las mujeres que se disfrazan “son mal vistas” o al menos lo era así hasta hace poco, cuando Mendoza, del taller Jacobo y María Ángeles, decide “esconderse” tras una máscara y hacer bromas y “monadas” ante la gente que, curiosa, se muestra intrigada por la identidad de aquella participante.

“¿Somos lo que somos con la máscara o sin ella?”, se pregunta María Ángeles sobre esta fiesta de carnaval que recién se volvió a vivir en su comunidad y que ahora, a través de fotografías y tallas de madera, el taller del que es parte lleva a una exposición: Detrás de una máscara. También, sobre una ocasión que en su caso le animó a actuar como generalmente no lo hace.

Conformada por 37 piezas, entre máscaras y tonas decoradas con acrílicos, hojas de oro y plata, así como fotografías intervenidas, el taller Jacobo y María Ángeles comparte la exposición que va a las raíces de la celebración para plasmar la tradición de su pueblo. Asimismo, saber “cómo son con y sin la máscara” los “tonas/nahuales” hechos por las tantas manos de taller.

Las tallas de madera (conocidas también como alebrijes) retoman las máscaras detrás de las cuales se ocultan los participantes, y que originalmente son de madera, pero que en últimos años se han sustituido por las hechas de látex y otros materiales.

También, pone sobre la mesa la experiencia personal, luego de incursionar en la fiesta donde usualmente solo participan hombres. “Me di cuenta de la gran importancia de hacer viva esa tradición y de por qué las mujeres podíamos o no podíamos disfrazarnos”, narra María Ángeles sobre la ocasión en que nació la idea de llevar la máscara a las creaciones del taller.

Detrás de una máscara incluye, además, intervenciones a las fotografías de los “aceitados” hechas por Fernando Armenghol y Manuel Jiménez. “Nos atrevimos a intervenir una fotografías”, a hacerles un extra al arte que ya está en la imagen, refiere Mendoza.

Con la exposición, el taller pretende despertar el interés entre la juventud y niñez de su comunidad, para que retomen las tallas de madera para las máscaras. “Queremos motivar, incentivar a que le vuelvan a tomar este cariño, respeto, interés, a seguir conservando esta tradición, pero sobre todo dignificarla con una exposición”.

Detrás de una máscara se inaugura el viernes 8 de marzo, a las 19 horas, en el Centro Cultural San Pablo. La muestra, de acceso libre y gratuito, permanecerá abierta al público hasta el mes de junio y con ella se podrá conocer parte del trabajo que, a partir de la madera de copal, ha desarrollado por más de 20 años el taller Jacobo y María Ángeles, ubicado en San Martín Tilcajete.

 

Relacionadas: