Federico Villanueva: leer es hacer hablar al papel |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Arte y Cultura

Federico Villanueva: leer es hacer hablar al papel

En su libro Voces del Zempoaltépetl, Villanueva Damián reúne textos de la cultura mixe, en donde dos palabras dan una tercera con significado propio

Por más de 15 años, cuando Federico Villanueva Damián coordinó el Centro de Maestros, en Ayutla, Mixe, él y sus compañeros docentes, la mayoría de educación indígena, organizaban talleres de lectura y escritura para conservar y promover el idioma mixe. Si algo habían observado en las aulas y las comunidades de la zona, era que la lengua compartida por 19 municipios de Oaxaca no era tan escrita ni leída, aunque sí hablada, al menos en términos generales.

“En este trabajo con los maestros vimos la necesidad de ir unificando la escritura, la gramática”, recuerda el autor que de esa experiencia llevó su esfuerzo a un libro: E’px Yukpy’ää y’ayuujk (Voces del Zempoaltépetl). En él, y mediante enseñanzas, poemas, relatos, consejos y otros textos en mixe y español, reunidos en varios años, se comparte al lector la esencia de la cultura ayuuk (mixe).

Villanueva, retirado ya del trabajo docente, dice que este volumen (con varias de las fotografías que ha tomado en la región) se “conserva la visión de la cultura mixe”.

RECURSOS LITERARIOS

Voces del Zempoaltépetl carece de la intención de hacer poseía, aunque, aclara el autor, “conserva los recursos literarios” de una lengua que con dos palabras distintas puede generar una tercera con significado propio. Esa cualidad se da mucho y hace creer, en una traducción al español, que se repiten cosas, por el empleo constante de algunas palabras para formar otras.

“En español es solo la traducción, acercándose a la esencia del texto, pero la esencia, el criterio, la fuente, es el mixe. Son textos pensados en mixe, no una traducción”. Villanueva, como hablante y originario de Ayutla, defiende la lectura y escritura de este idioma sin la traducción.

“Me parece interesante esto de no traducir, sino compartir la propia vivencia con las características propias de nuestro idioma mixe”, expone el autor de textos que hablan de las nubes, la identidad, la naturaleza, el concepto de religiosidad, la vida en Ayutla o el Día de Muertos.

Para Villanueva, fundador del Granero de Palabras, la lectura y la escritura de un idioma deben de hacerse desde esa visión. “Solo entendiendo la lectura en mixe, leyendo en mixe, se entiende completamente”. En el caso de las lenguas indígenas, señala, la lectura conlleva un significado que traspasa lo habitual para “hacer hablar el papel”.

“En otro concepto sería como pronunciar o deletrear. Y no es así. Con los maestros de lenguas indígenas comentábamos: es que no es pronunciar solamente, sino es vivir el texto, y cada quien vive el texto desde su propia visión, su propia cultura, su conocimiento, sus experiencias. Entonces, leer y escribir es hacer hablar al papel, sacarle la voz, sacarle la riqueza de las palabras”.

UN AÑO PARA LAS LENGUAS INDÍGENAS

2019 ha sido declarado por la Organización de las Naciones Unidas como el Año Internacional de las Lenguas Indígenas. En este contexto, Federico Villanueva ve un esfuerzo importante y correcto, que abarca más que las conmemoraciones o acontecimientos esporádicos, como el Día Internacional de la Lengua Materna. Sin embargo, considera que el tema de las lenguas originarias (68 para el caso de México) ha de promoverse constantemente y desde las escuelas, las familias, la comunidad, entre otras áreas o instancias para que los idiomas se conserven y se fortalezcan.

“Me parece bien el año, pero también hay que aprovecharlo”. En su caso, ha extendido la labor a calendarios con frases en mixe, y llaveros en los que se escribe una palabra en tal idioma, y cuya traducción y significado se comparten de forma oral para su mantenimiento en la mente de quien recibe el obsequio.

PUBLICACIONES

También, a través del Granero de Palabras, una especie de biblioteca fundada por él, en la que se trata de reunir el mayor número y diversidad posible de publicaciones y materiales en lengua ayuuk, en Ayutla.

Igualmente, en otro libro basado en 365 palabras, como los días del año, con las que busca impulsar, trabajar, recuperar y escribir el idioma mixe, pues ha notado que en varias comunidades de la zona la niñez no practica mucho su lengua, mientras que quienes entienden parte de ella tienen una comprensión y escritura limitadas.

 

Relacionadas: