Margarita Toledo: la Guelaguetza para "mostrar lo que somos"
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Arte y Cultura

Margarita Toledo: la Guelaguetza para “mostrar lo que somos”

Quien presidiera el comité de selección para los Lunes del Cerro subrayó la hermandad que debía permear en la llamada fiesta de los oaxaqueños

Conocer, amar y respetar sus raíces fueron algunos de los consejos que por varios años dio la fallecida Margarita Toledo García. Quien presidiera el comité para la selección de las delegaciones que participan en los Lunes del Cerro viajó incontables ocasiones por todas las regiones del estado para, con sus demás compañeros, observar y evaluar a las comunidades que han buscado subir al Cerro del Fortín para mostrar al mundo sus bailes y tradiciones.

Tan sólo en 2017, como decía a la agencia de noticias AFP, el comité había recorrido 29 mil kilómetros, según las palabras que Margarita compartió el año pasado.

Ella, como otras de las antiguas bailarinas que han sido parte del comité, era alguien con la autoridad para evaluar la calidad de las danzas, la vestimenta, el arreglo del cabello y del rostro, así como la armonía de los ejecutantes.

Para la originaria de la región Istmo, las fiestas de Guelaguetza, que año con año se realizan en los meses de julio y agosto, eran la oportunidad para mostrar la ayuda y hermandad entre los pueblos del estado.

También para mostrar lo que se es, sus tradiciones y costumbres, y no sólo para bailar. “Si queremos un ballet, pues que venga un ballet de la Ciudad de México y que represente la Guelaguetza”, decía en entrevista para este medio en junio de 2017 sobre la existencia de grupos que quieren participar en la fiesta, pero que el Comité de Autenticidad había visto con varias irregularidades.

En esa misma entrevista, Margarita Toledo explicaba que los Lunes del Cerro son para que los grupos de las comunidades representen y den un mensaje de lo que se hace en sus pueblos, para que compartan, por ejemplo, sus costumbres en las bodas, en las mayordomías u otra celebración/ritual.

2017, año en que la actual administración estatal, a través de la Secretaría de las Culturas y Artes, intentaba devolver el protagonismo a la representante de la Diosa Centéotl, era uno en el que la presidenta del comité veía con agrado tal decisión. A su parecer, es la “diosa del maíz” la figura central en la Guelaguetza y no el gobernador en turno. “Para eso se creó esta fiesta, para dar gracias a la diosa por las buenas cosechas, por la lluvia, por todo lo bien que había derramado sobre la tierra”.

Al ser parte de un organismo que acude a evaluar a las comunidades que se inscriben para ser visitadas, Margarita Toledo remarcaba la necesidad de que los grupos se esforzaran por ser lo más apegados posibles a las tradiciones. Pero no por ello dejar de lado el arreglo de la vestimenta ni los ensayos para presentarse ante el comité. Aun con ello, destacaba la disciplina de varias comunidades.

“Si yo participara en un grupo de esos y me dijeran que está mal tu grupo por esto, esto y esto, vergüenza me daría y trataría de corregirlo, pero lo primero que hacen es hacer su ‘mitote’, que van a bailar afuera del auditorio. Presumimos que es la fiesta de la hermandad, de la amistad, del cariño… y entre nosotros mismos discutimos y peleamos”, externaba.

Entre esos “inconvenientes”, señaló a delegaciones que para ella “no acaban de digerir lo que son sus tradiciones y costumbres, y están a veces inventando vestimentas que no”. A éstas, Toledo aconsejaba indagar en las fotografías de antaño para ver cómo se vestían o acercarse a “los viejos de los pueblos, con los abuelos, que son los que saben, los que conocen las costumbres”.

En medio de ello, la presidenta del comité hablaba también del gusto por acudir a los pueblos. “Esas visitas me retroalimentan, me hacen revivir el estar en este mundo y vivir estas tradiciones”, citaba Toledo en un video producido por el sitio Vive Oaxaca y difundido en 2015 por el canal oficial de You Tube de la Guelaguetza.

Ahí hablaba del papel del comité que no ha estado exento de críticas, y por ello refería que el rol del organismo no era “echar a pelear a las delegaciones”.

“Si somos hermanos, si la Guelaguetza es la fiesta de la hermandad, ¿por qué siempre arrancamos con pleitos y problemas?”, cuestionaba. Las reflexiones de Margarita iban también hacia el público, por lo que desde hace casi dos años se ha cambiado el orden de las delegaciones en los Lunes del Cerro.

En el caso de la Danza de la Pluma, que en ocasiones estuvo al final del programa, la gente no la veía y se retiraba mientras estaba en ejecución, pese a ser una danza con “tanta fuerza e historia”, comentaba. Y por ello la decisión de ponerla antes del cierre, “porque sentimos que es una falta de respeto muy grande del público dejar a los bailarines”.