Pasajes naturales recreados por la pintora Irma Palacios | Arte y Cultura
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones

Arte y Cultura

Pasajes naturales recreados por la pintora Irma Palacios

La primera ganadora de la Bienal de Pintura Rufino Tamayo expone en la bodega de la galería Quetzalli

  • Pasajes naturales recreados  por la pintora Irma Palacios
  • Pasajes naturales recreados  por la pintora Irma Palacios
  • Pasajes naturales recreados  por la pintora Irma Palacios

Oaxaca de Juárez, Oaxaca

Para Irma Palacios (Iguala, Guerrero, 1943) el arte es una forma de comunicarse con gente a la que no se conoce, pero que para cada persona representa cosas distintas. La primera ganadora de la Bienal de Pintura Rufino Tamayo (en 1982) expone Pasajes naturales en la bodega de la galería Quetzalli, en la ciudad de Oaxaca.

Desde el pasado viernes, la egresada de la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado “La Esmeralda” comparte 17 piezas en las que destacan la monocromía, la luz y las formas orgánicas. La suya es una serie que parte de una labor que la crítica de arte Teresa del Conde ve poblada de signos indescifrables de causa a efecto, “sino polivalentes, tal y como lo son las palabras que arman una frase poética”.

Y es que, como cuenta Irma Palacios, a quien tanto gusta la poesía, la pintura es la forma en que recrea sus palabras y sentimientos para generar emociones en el espectador.

“Yo leo mucho poesía y a veces en la misma poesía veo algo que me conmueve y lo subrayo para hacer un cuadro después”, dice quien gusta de la obra de autores como Francisco Hernández, Coral Bracho, Alberto Blanco, entre otros.

En los cuadros de Irma, el pintor mexicano Francisco Castro Leñero percibe viajes, paisajes, motivos de contemplación, la arena, los minerales y sus diferencias, así como el día y la noche, los crepúsculos, las estaciones, los movimientos del cielo, los de las profundidades. La naturaleza.
Él recuerda cómo Rufino Tamayo identificaba la pintura de Irma Palacios con la tierra y que describiera como “tierra negra de nuestro trópico” en un texto de 1984 sobre la exposición Signos del Silencio, de Irma en la desaparecida galería Kin de la Ciudad de México.

“El trabajo y el tiempo le han permitido a Irma Palacios ampliar sus intereses, como lo demuestra la presente exposición, Pasaje Natural, en la bodega de la galería Quetzalli aquí en Oaxaca, y que despliega en distintos niveles, imágenes y sensaciones que van desde lo que puede ser la alusión a micro universos o por el contrario, a magnitudes de órdenes cósmicos, pasando por escenarios terrestres, caldos primigenios, magmas…”, comenta el artista.

Asimismo, cuenta que Irma, con ejemplar constancia, ha mantenido la práctica de la pintura en la persecución de su esencia. No obstante, se pregunta Leñero: ?cuál puede ser la esencia de la pintura? mientras invita a ver los cuadros de Palacios para descubrir la respuesta.

Relacionadas: