Itandehui Jansen: narra un "tiempo de lluvia" y de migración |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Arte y Cultura

Itandehui Jansen: narra un “tiempo de lluvia” y de migración

La distancia, fragmentación y extrañamiento por el lugar de origen son abordados en la película que filmó basada en un guion de su esposo Armando Bautista

“Creo que la migración en este momento es parte de la historia y experiencia de muchas comunidades indígenas, ya sea porque las personas migran por voluntad o porque se ven obligadas por las circunstancias a buscar más oportunidades fuera de su comunidad”. Itandehui Jansen, realizadora nacida en Oaxaca (e hija de madre mixteca y padre holandés) se decidió por este tema para su ópera prima, Tiempo de lluvia. En ella, la migración se mira desde “lo que implica para la identidad y memoria cultural”.

Con un guion de Armando Bautista, su esposo, Jansen presenta la historia de José, un niño de 7 años, durante los últimos meses que pasa al lado de su abuela Soledad. “El filme quiere hacer sentir al público el efecto de la distancia, la fragmentación y extrañamiento por el lugar de origen”, comenta la realizadora que para la filmación se decidió por Santiago Apoala, una comunidad de la región Mixteca.

Ahí, con la colaboración de actores como la oaxaqueña Ángeles Cruz y el mexiquense Noé Hernández, desarrolló un trabajo vinculado con la experiencia de Bautista, quien “salió de su pueblo desde los 10 años y eso tuvo un fuerte impacto en su vida”.

La película Tiempo de lluvia se estrena este mes, durante la novena edición del Oaxaca FilmFest, que se desarrolla del 5 al 11 de octubre en la capital. En entrevista, la directora expresa que se trata de una película en torno a la comunidad y la pertenencia, a través de las relaciones de los personajes “con su pueblo, sus tradiciones y la lengua mixteca”.

Por ejemplo, Soledad (interpretada por Ángeles Cruz), es curandera y abuela de José. De ella, se destaca el fuerte arraigo a su comunidad, a través de la lengua que habla (el mixteco) y los conocimientos ancestrales que posee.

“Sin embargo, Adela, su hija, ha decidido alejarse del pueblo, de su lengua y tradición. José, el hijo de Adela, crece con un fuerte sentido comunitario, rodeado por el ambiente natural y con las enseñanzas de su abuela. La posible partida de José a la ciudad nos plantea la pregunta de cómo continuar los lazos comunitarios en la distancia y de cómo las futuras generaciones van a llevar y dar continuidad a su herencia cultural en procesos de migración. Esta historia, por lo tanto, aborda temas que para mí en lo personal son sumamente importantes”, apunta Itandehui, quien en el cortometraje El rebozo de mi madre (2006) dio cuenta de ello, mediante la forma de “un retrato visual del pueblo de mi madre, Chalcatongo de Hidalgo, en la Mixteca Alta”.

Para Itandehui, hacer cine ha sido “una forma de construir un hogar en el mundo de las historias y así crear un sentido de pertenencia”. Con Tiempo de lluvia, la película que también contiene escenas grabadas en Reino Unido, vivió una experiencia especial y conmovedora, pues además de acercarle a la tierra de su madre, trabajó con personas a las que aprecia y estima, y quienes llevaron a conformar un elenco internacional.

Aparte de Ángeles Cruz (como Soledad) y Noé Hernández (en el rol de Juan), la realizadora contó con las actuaciones de Harold Torres, Baltimore Beltrán (en el personaje de Camiro, hermano de Juan). Además de Alejandra Herrera como Adela y Gilberta Mendoza, “quien es reconocida por su labor en el ámbito educativo en comunidades indígenas y hablante de náhuatl”. Los habitantes de Santiago Apoala, Nochixtlán, también tienen un lugar en este filme que unió a dos continentes, señala quien actualmente dirige el programa de licenciatura en Cine en la Universidad de Edimburgo, Escocia.