Endemismo recrea a la biósfera de Tehuacán-Cuicatlán |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Arte y Cultura

Endemismo recrea a la biósfera de Tehuacán-Cuicatlán

La exposición que se enmarca en el reconocimiento del sitio como patrimonio mundial se inaugura este sábado en el Mupo

Obras de Abelardo López, Cecilio Sánchez, Daniele Crepaldi, Eddier Martínez, Emiliano López, Enrique Flores, entre otros artistas, conforman la exposición Endemismo, que estará abierta a partir de este sábado 21 de julio en el Museo de los Pintores Oaxaqueños (Mupo). La muestra tiene como eje a la Biósfera de Tehuacán-Cuicatlán, que comparten los estados de Oaxaca y Puebla, y que el pasado 2 de julio fue reconocida como Patrimonio Mundial de la Humanidad, por la UNESCO:

La exposición reúne obras de otros artistas, pintores y fotógrafos como: María Rosa Astorga, Filemón Santiago, Guillermo Pons, Jarol Moreno, Josefa García, Marcela Taboada y Cecilia Salcedo, entre otros.

La inauguración de la muestra será el sábado, a las 18:00 horas, además de tener acceso libre y gratuito.

El pasado 2 de julio, el Comité del Patrimonio Mundial, de la Organización de las Naciones Unidas para la Ciencia, la Educación y la Cultura (UNESCO), declaró al Valle de Tehuacán-Cuicatlán: Hábitat Originario de Mesoamérica como Patrimonio de la Humanidad, en la categoría de sitio mixto.

Con este sitio, México se hizo con su bien número 35 en la lista del organismo internacional (con 27 naturales, seis culturales y dos mixtos). Y con ello, su segundo en la clasificación que contempla aquellos con valores naturales y culturales (el primero es la Antigua Ciudad Maya y los Bosques Tropicales Protegidos de Calakmul, Campeche, reconocido en 2014).

El Valle de Tehuacán-Cuicatlán es una zona que abarca los estados de Oaxaca y Puebla, y está conformado por sierras y valles. En un territorio que en sus 145, 255.20 hectáreas permite la existencia de gran biodiversidad y ecosistemas. Además de contar con una zona de amortiguamiento de 344, 931.68 hectáreas, en el Área Natural Protegida de la Biósfera de Tehuacán-Cuicatlán.

El sitio, cuyos nombres en náhuatl significan “lugar de dioses” (Tehuacán) y “tierra que canta” (Cuicatlán), es considerada la zona árida y semi-árida con la más rica biodiversidad en Norteamérica. “Eso da forma a un paisaje púnico que incluye agaves, yucas y robles”, señala la UNESCO. Asimismo, que es un sitio conformado por tres componentes: Zapotitlán-Cuicatlán, San Juan Raya y Purrón.