Oaxaca recupera 28 bienes afectados por sismos |
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología Viral Policiaca Cartones

Arte y Cultura

Oaxaca recupera 28 bienes afectados por sismos

Las zonas arqueológicas de Yagul y Lambityeco, entre las atendidas en la primera fase del programa que se extenderá por lo menos hasta 2020

  • Oaxaca recupera 28 bienes afectados por sismos
  • Oaxaca recupera 28 bienes afectados por sismos

Hasta el mes de junio, el estado de Oaxaca ha recuperado 28 de los más de 600 bienes culturales afectados por los sismos de septiembre de 2017 y febrero de este año. Las zonas arqueológicas de Yagul y Lambityeco, así como el Exconvento de Santo Domingo de Guzmán y el Museo de las Culturas Oaxaqueñas (en la capital de la entidad), son algunos de los sitios y edificaciones comprendidas en la primera fase de atención al patrimonio, iniciada en enero.

En días pasados, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) informó que tras los sismos de septiembre de 2017 y del 16 de febrero de 2018, se registraron afectaciones en más de 600 edificaciones construidas entre los siglos XVI y XIX. Además de 12 zonas arqueológicas.

Sin embargo, en la primera fase se han concluido los trabajos de reconstrucción y conservación de 28 bienes históricos (24 monumentos históricos, dos zonas arqueológicas y dos bienes muebles).

“Cuantitativamente hablando, la región que sufrió más daños en todo el estado fue la de Valles Centrales, posteriormente la Mixteca y en tercer lugar el Istmo de Tehuantepec (…). También hubo daños en regiones como la Sierra Sur, Sierra Norte y otras partes del estado”, refiere el antropólogo Joel Omar Vázquez Herrera, titular del Centro INAH Oaxaca, en un video difundido por la dependencia federal.

El INAH detalla que entre los bienes atendidos están el templo de San Cristóbal, de San Cristóbal Suchixtlahuaca (Coixtlahuaca), donde se consolidaron grietas en muros, arcos, cubiertas y bóveda; el templo de San Juan, de San Juan Nochixtlán, Santiago Chazumba, y que data del siglo XVII; ahí se integró el entortado en la cara exterior de la bóveda, así como pintura en muros, campanarios y en la parte interior de la bóveda.

En Santa María El Tule, se consolidaron grietas en muro, arco y en la cara interior de la cúpula del templo de la Asunción (que data del siglo XVIII). En San Juan Bautista Cuicatlán, se consolidó una grieta continua en contrafuerte del templo de San Juan Bautista.

La escultura del Sagrado Corazón de Jesús de Santiago Patlanalá, en Silacayoápam, así como la escultura de San José, en Asunción Tlacolulita, son otros de los bienes recuperados en esta fase del programa que espera iniciar en octubre la atención a los sitios y bienes cuyo nivel de afectación se consideró medio, mientras que en 2020 iniciará con los más dañados.

De acuerdo con el titular del Centro INAH Oaxaca son 13 los monumentos históricos que se atienden actualmente (entre ellos la Casa de Cultura, el Templo de San Vicente Ferrer y el Taller de Artes Plásticas, en Juchitán de Zaragoza; el Templo de Guadalupe, en la ciudad de Oaxaca, y las zonas arqueológicas de Mitla y Dainzú, en Tlacolula).

En diciembre pasado, el delegado del INAH explicaba que todos los monumentos históricos y zonas arqueológicas del estado son 100 por ciento restaurables. A principios de este año, también explicaba que en las labores se ha contado con el apoyo de sociedad civil y fundaciones.

En su último informe, difundido también en un video, indicó que estaban por cerrarse convenios con la Universidad de Barcelona y la Universidad de Génova, quienes apoyarían con estudios estructurales y estudios de suelo.

 

Relacionadas: