Entre rap y montañas niños aprenden sobre sus derechos
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología Viral Policiaca Cartones

Arte y Cultura

Entre rap y montañas niños aprenden sobre sus derechos

Adolescentes del Centro Calpulli reafirman el aprendizaje sobre la defensa de sus derechos

  • Entre rap y montañas niños  aprenden sobre sus derechos
  • Entre rap y montañas niños  aprenden sobre sus derechos
  • Entre rap y montañas niños  aprenden sobre sus derechos
  • Entre rap y montañas niños  aprenden sobre sus derechos
  • Entre rap y montañas niños  aprenden sobre sus derechos
  • Entre rap y montañas niños  aprenden sobre sus derechos
EL DATO

Los estudiantes conocieron el lugar sagrado de la comunidad, la Cueva Mágica o Kava Yuu Yavi, en donde se encuentra su riqueza natural, un yacimiento del cual se obtiene el agua que riega los sembradíos ubicados en las laderas y valles de esta comunidad.

Entre rap y las montañas de la Mixteca, adolescentes del Centro Calpulli reafirman el aprendizaje sobre la defensa de sus derechos. Como parte de las actividades del Comité de Niñas, Niños y Adolescentes por sus Derechos (CONNAD) de este centro educativo, el pasado 5 de junio recibieron la visita de la cantante juchiteca Mare Advertencia Lírica, quien les mostró que el rap es música que forma parte de la cultura artística de Oaxaca y a partir de ella se pueden expresar sentimientos individuales y colectivos.

La activista y feminista de origen zapoteco enseñó a los participantes de un taller lírico cómo la mezcla de palabras e imágenes puede crear canciones que expresen cómo se sienten cada día, cuáles son las vivencias que tienen en su comunidad, cuáles son sus preocupaciones y cómo desean que sea su mundo.

Mare mostró a cada uno de los integrantes de Calpulli cómo buscar las palabras exactas para formar rimas naturales y fuertes. “Con la flauta se puede hacer música, la serpiente sesea, la cascabelea y hace una melodía única, mientras la muerte aprecia su acústica se sienta a comer su sandía, la cual contiene semillas, todo es parte del árbol de la vida, sin el cual el hombre moriría”, fue una de las estrofas compuestas en el taller.

Después de sembrar melodías, con el apoyo de la Unión de Museos Comunitarios de Oaxaca (UMCO), los niños y niñas se trasladaron a la comunidad de San Pedro Molinos, ubicada en una zona neblinosa de la región Mixteca. Tras siete horas de viaje a causa de los bloqueos de carreteras y las malas condiciones del camino entre Tlaxiaco y San Pedro, los integrantes de Calpulli llegaron a esta población que se ubica a 2 mil 202 metros sobre el nivel del mar. En medio de un fuerte aguacero los esperaban los integrantes del cabildo municipal, quienes les prepararon una cena típica de la región.

Los pobladores además de mostrarles cómo es la vida de los campesinos, les enseñaron cómo se cultivan y crecen en el campo los alimentos que consumen cada día, como maíz, calabaza, frijol, ejote y avena.

Más importante, los estudiantes conocieron el lugar sagrado de la comunidad, la Cueva Mágica o Cava Yuu Yavi, en donde se encuentra su riqueza natural, un yacimiento del cual se obtiene el agua que riega los sembradíos ubicados en las laderas y valles de esta comunidad.

Durante esta experiencia, los niños de Calpulli, realizaron el programa de radio Pueblo Mágico, en el que relataron cómo es “La Fiesta de la Cueva”, el tradicional festejo de San Pedro Molinos, con sus calendas, los maromeros, las danzas frente a la iglesia, la misa y el baile nocturno que se realizan entre el 27 y el 30 de junio. Los conductores Tupac y Yuridia, dos niños integrantes del CONNAND, entrevistaron a la maestra Celia Reyes Ortiz, de 57 años, quien les contó la leyenda sobre cómo es que el agua llegó a San Pedro.

De acuerdo con la leyenda mixteca, la historia empezó cuando los “ndosos” o caciques de San Miguel El Grande, Chalcatongo de Hidalgo y San Pedro Molinos, “tres seres con poderes sobrenaturales” se pusieron de acuerdo para ir a traer el agua de un lugar muy lejano. De vuelta, los tres seres tenían hambre, “estaban cansados, se sentaron y empezaron a tomar aguardiente, el señor de San Pedro Molinos fue muy listo, porque se hizo el muy borracho, según se quedaron dormidos los tres, pero él cuando vio que los otros estaban bien dormidos se apresuró y empezó a desviar el agua y así llegó a la cueva”.

Cuando los otros dos “ndosos” llegaron a la cueva, el señor de San Pedro Molinos ya la había tapado con una gran piedra. El agua guardada en la cueva le dio riqueza a este pueblo mixteco, que fue conocido por su gran producción de trigo y maíz.
Felipe Sánchez, coordinador del Centro Calpulli, señaló que las actividades que realizan los estudiantes en comunidades oaxaqueñas les permiten conocer de cerca aspectos que a veces aparecen únicamente en los libros de texto, como la importancia del trabajo que tiene el campo.

DEFENSA DE SUS DERECHOS

Además de las actividades artísticas, los niños de Calpulli, en coordinación con la Red por los Derechos de la Infancia en México, realizaron una serie de videos en los cuales dan testimonio de la situación que enfrentan barrios populares de la ciudad de Oaxaca, como Lomas de San Jacinto, donde se localiza el centro.

“En mi comunidad sólo existe un centro de salud, el cual no cuenta con la capacidad suficiente para atender las necesidades de las personas de la comunidad”, se escucha decir a Betsy, una de las integrantes del comité. Getse, por su parte, expresa “en mi comunidad hay jóvenes, hombres y mujeres, que se dedican a la drogadicción, eso provoca que niñas, niños y adolescentes no vengan a estos lugares de esparcimiento porque es muy inseguro”.

Entre otras actividades que se realizan en Calpulli, destaca la del taller de danza, que esta semana se presentará en la comunidad de Magdalena Yodocono, Nochixtlán. En las piezas representadas destacan bailes tradicionales de Valles Centrales, la Cuenca y el Istmo de Tehuantepec.

 

 

Relacionadas: