Jesús Cuevas va de los sueños a la infancia |
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología Viral Policiaca Cartones

Arte y Cultura

Jesús Cuevas va de los sueños a la infancia

En su reciente exposición, el artista voltea a una etapa de la vida poblada de atrevimiento, imaginación y asombro

  • Jesús Cuevas va de los sueños a la infancia
  • Jesús Cuevas va de los sueños a la infancia
  • Jesús Cuevas va de los sueños a la infancia
  • Jesús Cuevas va de los sueños a la infancia
  • Jesús Cuevas va de los sueños a la infancia

Los sueños, las alegrías y la imaginación pueblan los cuadros en que Jesús Cuevas (Oaxaca de Juárez, 1982) vuelve a la edad del atrevimiento y del deseo. Como aquel niño de seis años que comenzó en los talleres de pintura, el artista recrea los mundos que en la adultez parecen imposibles.

Esas miradas y regreso a la infancia es lo que comparte en Soñé que volaba, la serie que inauguró el pasado viernes en la galería Jesús Villafán (Gurrión 104-A, Centro, Oaxaca de Juárez). En sus más de 20 piezas, la mayoría de pinturas y unas pocas esculturas, la propuesta va más allá de las escenas con súper héroes o animales fantásticos. Incurre en la reflexión sobre lo que se pierde al crecer: la capacidad de asombro y de disfrute del presente.

Es, también, el atrevimiento y evolución de Jesús, quien en sus series previas ha retomado las posibilidades del azul, su color predilecto, en temáticas sobre migración (a través de animales marinos, particularmente cetáceos), los mitos y leyendas, las emociones o la interacción humana con el medio ambiente (y la repercusión de estas en la vida).

La de ahora, producida en este año, da un giro hacia la imaginación y la inclusión de otros tonos, como el rojo, el rosa, el morado o el negro. Además de equilibrar la presencia humana respecto a otros personajes, que principalmente han sido animales.

“Traté de experimentar, de cambiar la forma en que he venido haciendo las cosas, entonces fue que elegí hacer una serie con una nueva paleta de colores, con un tema a lo mejor diferente”. Eso es lo que cuenta Jesús, quien durante la creación de sus cuadros y esculturas vivió un proceso personal, al grado de recordar con una fotografía el tiempo en que asistió a un taller de pintura, a la edad de seis años.

Aunque también volteó la mirada a sus inicios como estudiante y egresado de la Escuela de Bellas Artes. “Empecé con manchas, era un trazo fuerte… ir manchando el bastidor y es como iba creando las formas, en esa parte hice una analogía de que —desde mi perspectiva— también me estaba atreviendo a regresar a esa etapa infantil de mi trabajo”.

Incluso recordó su etapa como tallerista, cuando al frente de sus estudiantes se percató de los miedos y bloqueos mentales que conlleva el paso de la niñez a la adolescencia o juventud.

Recientemente, Jesús Cuevas ha sido parte de varios proyectos junto a otros creadores del estado. La Ruta Escultórica (en curso en la vía que conduce de Santo Domingo a la Villa de Etla) es uno de ellos. Sin embargo, parte del sentido de la serie Soñé que volaba es reinventarse y evolucionar:
“No podemos estar haciendo lo mismo siempre, tenemos que cambiar las formas de plasmar las ideas para que los temas vayan variando, para que vayan de acuerdo con la realidad o momento que estamos viviendo”.

La pintura de Jesús Cuevas se ha caracterizado por el uso de sus dedos y la palma de su mano como herramientas para trazar a sus personajes y el entorno. Soñé que volaba no es la excepción, aunque en este caso las manos sirven también para dar forma a esculturas, piezas que poco a poco desarrolla.

UNA EXPOSICIÓN CON INVITADOS INFANTILES
Para esta exposición, Jesús Cuevas decidió interactuar con el público, por medio de una dinámica dirigida a los niños y en la que estos, con sus dibujos, también fueran parte de la muestra.

La intención, señala el autor, es reconocer el esfuerzo de los pequeños y que se sientan impulsados y sensibilizados en el mundo del arte.

El pasado viernes, luego de la inauguración, los participantes recibieron, entre otros regalos, una serigrafía del artista cuya obra permanecerá abierta al público durante dos meses.

ARTE EN CURSO
Además de en la galería Jesús Villafán, otras creaciones de Jesús Cuevas se pueden conocer en la exposición colectiva Árboles y jaguares, en el museo de sitio de la zona arqueológica de Monte Albán; en la Ruta Escultórica en el tramo que va de la rotonda de Santo Domingo a la Villa de Etla y el la muestra colectiva Creaciones por el agua (abierta este sábado en Paseo de la Reforma, Ciudad de México).