"La orquesta es como mi hija": Rodolfo, "Popo", Sánchez |
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones

Especiales

“La orquesta es como mi hija”: Rodolfo, “Popo”, Sánchez

El director fundador de la Orquesta Primavera de Oaxaca regresa para tomar la batuta y proyectar internacionalmente a la agrupación fundada en 1984

  • “La orquesta es como mi hija”: Rodolfo, “Popo”, Sánchez
  • “La orquesta es como mi hija”: Rodolfo, “Popo”, Sánchez
  • “La orquesta es como mi hija”: Rodolfo, “Popo”, Sánchez
  • “La orquesta es como mi hija”: Rodolfo, “Popo”, Sánchez
  • “La orquesta es como mi hija”: Rodolfo, “Popo”, Sánchez

Es el 18 de diciembre de 1984, el público del Teatro Macedonio Alcalá se pone de pie tras un concierto de la Orquesta Primavera de Oaxaca, de un programa que abrió con la obra Así habló Zarathustra; sí, aquel poema sinfónico compuesto por Richard Strauss en 1896 (y que se popularizó tras su inclusión en la película  2001: Una odisea del espacio) es parte del primer recital, uno con “joyas de la música oaxaqueña” (como La Martiniana, La Petrona, La Llorona y Canción Mixteca) y un par de canciones del istmeño Jesús, “Chuy”, Rasgado.

Han transcurrido más de 33 años, pero los aplausos y la emoción de los asistentes, luego del cierre con la obra cumbre: Dios nunca muere, siguen en la memoria de Rodolfo Sánchez Vega. El maestro “Popo” Sánchez (como le conocen en el ámbito musical), director fundador de la orquesta, guarda incluso los ejemplares del diario que atestiguó el hecho, como si se trata de las fotos de un álbum familiar.

Hoy, a más de tres décadas de ver el desarrollo de la que considera su hija, Sánchez Vega vuelve para impulsarla y proyectarla en diferentes escenarios: local, nacional e incluso el internacional. Aunque fue en diciembre de 2017 cuando se anunció su retorno como director, fue el pasado mes cuando se reincorporó el saxofonista, compositor y arreglista originario de Michoacán. Su regreso se dio tras el paso de varios titulares (Ismael Pérez Luis, Alberto Moreno Martínez, Gerónimo Martínez Sernas, Iván Díaz, Javier Hernández García, Alejandro Díaz Avendaño y Félix Méndez).

Con los ensayos en marcha, y luego del concierto ofrecido el 23 de marzo en Santiago Zacatepec, Mixe, el director habla de los planes para la agrupación que dirigirá por un año, según lo estipulado por las autoridades. “Ya el tiempo dirá qué sucederá más adelante”.

  • ¿Qué significa volver a trabajar con la orquesta, ser su nuevo director?
  • La Orquesta Primavera es una organización musical que vi nacer, me considero padre de la orquesta y la orquesta es como mi hija, y aunque yo haya permanecido un tiempo o permanezca lejos de ella, siempre en mi mente y mi corazón están cerca de ella. Me entristece saber que ha sufrido altibajos, cada vez que me entero desde lejos que ha sufrido. Por eso es que ahora agradezco a la vida que me dé la oportunidad, y a las autoridades, estar cerca de ella físicamente, y renovarla (…), siempre pensando en estar cerca de nuestro querido público, y ahora más con la gente joven.
  • ¿Ha planeado el repertorio a ejecutar, en las ideas para trabajar en este año?
  • Estamos renovando el repertorio con temas que considero que el público tiene derecho a escuchar, con arreglos originales, exclusivos. En otras ocasiones se acostumbra comprar los arreglos impresos que son estándar de otros países, pero con esa música no vamos a ningún lado, y no hay como tener los arreglos exclusivos porque es la única forma de darle el sonido característico, el estilo del sonido. Y para este año se está programando una serie de conciertos para dar a conocer nuevos talentos, para traer intérpretes invitados, solistas…y presentar otra faceta más de la Orquesta Primavera (…), para demostrar y presumir al público la calidad y versatilidad que tiene el músico mexicano.
  • ¿Se hará en forma de temporadas?
  • Se piensa hacer mínimo un concierto mensual con algún invitado (…). Independientemente de las presentaciones que haga la orquesta en el interior, y aquí mismo en el teatro o en otros lugares: escuelas, lugares públicos.

Se esperaba que la reincorporación de Sánchez Vega fuera en enero, como ocurrió con los directores de la Banda de Música del Estado y la Orquesta Sinfónica de Oaxaca. ¿Qué pasó para que se diera hasta ahora?, el músico dice que se comentaron muchas cosas y había de él un concepto erróneo, relacionado con el aspecto económico. Sin embargo, se disiparon las dudas y hubo un acuerdo.

“No era el señor inalcanzable. Para nada, mucho menos tratándose de nuestra querida Orquesta Primavera”, expresa el intérprete que a sus más de 70 años ha compartido escenario con Chucho Zarzosa, Mario Patrón, Tino Contreras, Sarah Vaughan, Cal Tjader, Larry Coryel y Nat King Cole,.

“Yo soy feliz con esta orquesta, para mí es un cariño, es un amor muy especial. Creo que mi comparación no es exagerada al decir que es como mi hija”.

En las agrupaciones musicales del Estado, se han externado diversos problemas en cuanto a salarios o dotación de instrumentos y contratación de músicos. En ese contexto, “Popo” Sánchez se muestra optimista y cree que aunque se tiende a considerar a las orquestas sinfónicas representativas de la cultura, la música que se hace e interpreta desde agrupaciones como la Primavera también lo es, “sobre todo bien interpretada como lo está haciendo esta orquesta y como lo estará haciendo cada día mejor”. Por ello su interés de mejorar, independientemente del lugar en que se presente la orquesta.

“Para mí no hay escenarios inferiores a otros, todos son importantes”, atisba el titular que entre sus planes tiene el llevar la música de la orquesta a otros países.

  • ¿Sería suficiente un año para lograr este objetivo y mantenerlo?
  • Eso espero, he hablado con los compañeros para que agilicemos todo lo que hay que hacer para que mejoremos nuestra calidad, porque hay con qué, de eso estoy plenamente convencido.
  • ¿Le gustaría seguir más tiempo y no sólo el año que contempla el contrato
  • Haré mi labor durante el tiempo que se me autorice (…). Me siento muy feliz de estar aquí el tiempo que sea, el tiempo que Dios quiera, y mi felicidad es oír sonar cada día mejor esa orquesta. Y, por supuesto llevar, primero a todos los rincones de nuestro estado esta música, como ya lo hice desde su inicio.

 

Relacionadas: