Viaje por la fotografía etnográfica |
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones

Arte y Cultura

Viaje por la fotografía etnográfica

Pierre Verger nació para impresor, pero su inquietud por la fotografía lo llevó al país más maravilloso que pudo encontrar, México

  • Viaje por la fotografía etnográfica
  • Viaje por la fotografía etnográfica
  • Viaje por la fotografía etnográfica
LA INVITACIÓN

Pierre Verger en México. Con los pies en la tierra se inaugura en el Centro Cultural Santo Domingo este domingo 4 de marzo de 2018 a las 12:00 horas.

El Instituto Nacional de Antropología e Historia, el Centro Cultural Santo Domingo y el Museo de las Culturas de Oaxaca presentan la exposición Pierre Verger en México. Con los pies en la tierra.

Pierre Verger nació en París, Francia, en 1902, en el seno una familia de impresores dedicados a la producción masiva de cromos y afiches. Mucho antes de verse como el auténtico heredero del patrimonio formado por sus padres, él mismo se encargó de anular las esperanzas que su propia parentela hubiera podido depositar en él como relevo en la próspera empresa familiar y dio con la fotografía en 1932, el mismo año de la muerte de su madre, Marie. Entonces viajó, como él mismo diría años después, menos por el deseo de hacer etnografía o reportajes que por la voluntad de alejarse, de liberarse y de escapar del medio en el que hasta entonces había vivido.

Con una carta de presentación del antropólogo Paul Rivet fechada el 24 de octubre de 1936 en París, con la que pretendía certificar que tenía la encomienda de realizar fotos de “interés etnográfico” para el Musé eethnographic des missions scientifiques, Verger desembarcó en el Puerto de Veracruz hacia finales de 1936.

En territorio mexicano, procedió a su manera ante el paisaje urbano, el retrato, el patrimonio arqueológico y las ceremonias de la vida rural. La atención en la vida comunitaria, y más que nada en las diversas ceremonias de la religiosidad indígena, siempre fue superior al llamado de cualquier otro elemento propio del México post revolucionario, mayor incluso que el de las celebradas antigüedades y vestigios arqueológicos que dominaban la modernidad del país desde finales del siglo XIX.

Verger encontró en México un camino al enfocar su Rolleiflex sobre el campo y la cíclica reinvención de sus diversos pobladores. Esas escenas serían la constante en sus dos primeros viajes por México (1936-1937 y 1939), muy distintas de lo que sus ojos descubrirían con nostalgia y decepción la última vez que volvió (1957).

La exposición está compuesta por fotografías, fotomurales y audiovisuales divididos en los tres núcleos temáticos.

La muestra fotográfica es itinerante. Ha sido expuesta en el Instituto Cultural Cabañas en Guadalajara, en el Instituto Veracruzano de la Cultura y en la Fototeca Juan Malpica Mimendi en Veracruz. Posterior a Oaxaca, la exposición se presentará en la Fototeca de Monterrey para finalizar en el Museo Nacional de Antropología de la Ciudad de México.

 

Núcleos temáticos

Pierre Verger en Oaxaca: Oaxaca fue uno de los primeros destinos en el itinerario de Pierre Verger por México. A pocas semanas de haber llegado recorrió parte de los valles centrales del estado para conocer y retratar los pormenores de una tradicional danza que desde el siglo XVI se celebra: la Danza de la Pluma. En esta fiesta, cuyos personajes aparecen ataviados con la indumentaria indígena ilustrada en los códices que narran ese crucial episodio histórico, Verger logró capturar el movimiento y las tonalidades cromáticas –aún sobre la magnificencia de los grises de la fotografía en blanco y negro-, así como la efervescencia de una lucha convenida al ritmo de la música.

Meses después volvió al estado para probar los aromas del trópico istmeño con la posibilidad de un acercamiento a la cadencia zapoteca, personificada por las tecas y las tehuanas con su imponente ajuar de finas gasas y flores sobre terciopelo o brillantes rasos. El alboroto del mercado de Tehuantepec y la sucesión festiva en torno al patrono San Vicente Ferrer, en Juchitán de Zaragoza, dan forma a un elocuente discurso en imágenes que es parte del repertorio aquí exhibido.

Días de guardar: fotografías que recorren un calendario de fiestas a través de diferentes zonas del país, destacando a los protagonistas, pero también a los espectadores y escenarios en los cuales suceden las celebraciones.

Recuerdo de la utopía rural: Último núcleo de la exposición que traza una suerte de espiral geográfica de adentro hacia afuera del país, una ruta de imágenes que complementa la ruta mexicana de Pierre Verger.

Pierre Verger en México. Con los pies en la tierra se inaugura en el Centro Cultural Santo Domingo este domingo 4 de marzo de 2018 a las 12:00 horas, donde se podrá disfrutar de la música de la Banda Infantil y Juvenil de Santa María Atzompa integrada por 30 músicos bajo la dirección del maestro Juan Manuel Juárez Cruz.