Taller de Gráfica Siqueiros, la creatividad en la cárcel
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Taller de Gráfica Siqueiros, la creatividad en la cárcel

Participan entre 15 y 20 personas privadas de la libertad en el Taller de Gráfica Siqueiros.

Taller de Gráfica Siqueiros, la creatividad en la cárcel | El Imparcial de Oaxaca
Los presos aprenden a trabajar y a cómo ganarse la vida.

Sin importar la inocencia o la culpabilidad, los seres humanos encerrados en la cárcel se vuelven el punto de comparación para la monstruosidad materializada, pero por qué no volverlos un referente de creación y arte.

El 2017 cambió la vida de muchos, pero en específico de las personas privadas de la libertad que cursan condena o esperan sentencia en el Cereso de Santa María Ixcotel, ubicado en Oaxaca. Aquí surgió un espacio que permite plasmar los deseos que la mente tiene a través del grabado.

El taller de Gráfica Siqueiros ha generado tres exposiciones externas.

Con la dirección del maestro interno César Chávez se generó el Taller de Gráfica Siqueiros, en donde día a día los participantes han logrado grabar placas de madera que posteriormente son impresas en papel.

Paralelamente al taller de grabado, se desarrolló el Taller de esténcil y mural, impartido por el grabador Yescka y el taller de dibujo dado por el artista plástico Jason Pfohl, quien también prestó el tórculo que sirve para imprimir en el espacio Siqueiros dentro de la cárcel.

DORMITORIO 1, UN LUGAR PARA CREAR

El taller fue puesto primero en la sala de cómputo, pero no tenían el espacio suficiente, por lo que les permitieron colocarlo en el antiguo Dormitorio 1, lugar que pasó de estar en la oscuridad a la luz que se saca en una placa matriz de grabado, con cada gubiazo buscando los haces luminosos para dar matices en la imagen. Así mismo, le pasó a este pequeño lugar, que, aunque esté compuesto por cuatro paredes, un techo y un piso, es un infinito de creación que está pasando a la posteridad.

El taller Siqueiros es parte de un proyecto para fortalecer los ejes de la reinserción social como lo son el trabajo y la capacitación y lo están logrando, así lo dio a conocer el director del penal el Lic. José Jarquín López, “no todos eran artistas, muchos eran carpinteros, bolseros, lavaban ropa o se dedicaban a otras cosas y actualmente están grabando e imprimiendo playeras que venden; entonces hay educación, capacitación para el trabajo y trabajo”.

Este objetivo logra que los participantes del taller aprendan a ser maestros impresores y grabadores, como un oficio para poder vivir.

LOTERÍA CANERA, UN ESPEJO DE LA REALIDAD INTERNA

Esta carpeta compuesta por 27 imágenes relatan la vida de los internos en Ixcotel en donde la plástica de todos ellos se muestra a través de conceptos que engloban un profundo significado como “El Destache”, que es cuando quitan los candados para que pasen a través de las rejas; “El Castigo”;“El Rancho”, que es cuando comen; “La Visita Conyugal”, que en palabras de ellos es una luna de miel sin luna, porque es de día, o “La Chinche”, que expuesta por los internos, ellos llegan a vivir a la casa de estos insectos, ya que es una plaga que existe en todas las cárceles del mundo.

El taller de Gráfica Siqueiros ha generado tres exposiciones externas en Espacio Zapata, Cooperativa Gráfica y posteriormente la carpeta Lotería Canera será expuesta en Estados Unidos.

También, este espacio ha convergido a otro tipo de artistas como el interno Eduardo Aguilar Gamboa, quien no graba, pero escribe los textos que se utilizan para las carpetas, que en palabras de César “sirvieron de anclaje con los grabados”.

El taller Siqueiros es parte de un proyecto para fortalecer los ejes de la reinserción social.

MEZCLA DE CULTURAS QUE GENERA CREACIÓN

Las placas que han grabado muestran un enorme avance en el proceso creativo y así lo expresa César Chávez mientras enseña el trabajo de los participantes del taller Siqueiros, como las de la carpeta “Bestiario”, en la que se muestran la “bestia que llevamos dentro”.

Generan recursos para las personas privadas de su libertad.

Andrés con sus músicos, Vidal Ambrosio con sus pinturas, Fuga con sus dibujos en los que expone su realidad en una hoja de papel o Chivo con su mezcla de cultura americana, ya que lo detuvieron en Estados Unidos, reflejando la vida de los migrantes, todos ellos muestran una mezcla de referentes como la cultura chola, la religiosidad o la cultura mexicana plasmada en una plástica emergente de la cárcel.

O la imagen del “Niño gorila” de Chiapas, en la que una mujer es raptada por los gorilas y en este grabado el interno que la hizo se representa como este personaje mitológico durmiendo en la piedra, que es la cama de la cárcel.

El dinero recabado es para que los internos puedan comprar más material para el taller.

Se podría decir tanto de este espacio, los internos y su creación, pero una imagen dice más que mil palabras, así que apoyemos este proyecto mediante la compra y difusión de la obra generada por estos artistas emergentes en el Cereso de Ixcotel.

EL CORAZÓN, SÍMBOLO DE LA CREATIVIDAD

Al subir las escaleras para ingresar al área del taller se encuentra un mural en el cual está un corazón rojo encerrado en una jaula para pájaros, mismo que fue realizado por Yescka y la artista Miss Veneno, inspirado en la obra de César.

Este grabado llevado al muralismo, fue creado por César Chávez y fue el primero realizado en el taller Siqueiros, así lo compartió el artista “pasé muchos meses sin hacer una placa cuando ingresé, y cuando se hace el taller, hice este corazón que es como símbolo de mi felicidad”.

Así como este grabado los internos han mostrado sus diferentes visiones del encierro en donde muchos pensarían que no podría haber belleza, pero las manos de estos nuevos artistas demuestran lo contrario.

En este espacio también se muestra la comunalidad, ya que todos participan para imprimir sus creaciones, algunos pasan solamente el papel mientras otros entintan y uno más gira el maneral del tórculo.

SIQUEIROS REVIVE EN IXCOTEL

En el taller que fue nombrado en honor al artista David Alfaro Siqueiros, quien estuvo en Lecumberri y realizó en esa cárcel una serie de 13 grabados, ha sido la inspiración de los internos que han aprendido a grabar con la instructoría de César.

El maestro Chávez, quien paradójicamente cuando era estudiante en la Escuela de Bellas Artes participó en talleres que dieron a las internas del área femenil de Ixcotel durante cinco años, hoy se encuentra en este Cereso y ha logrado con el apoyo de la actual administración un espacio que les permite a las personas privadas de su libertad crear a través de talleres de dibujo, pintura, grabado y escultura, en donde participan entre 15 y 20 internos.

El corazón encarcelado fue realizado por Yescka y la artista Miss Veneno.

Los cuales pueden asistir diariamente de 8:30 a 11:30 horas y de 13:00 a 16:30 horas, porque hay una toma de lista diaria que se realiza a las 12:00 horas y es cuando deben dejar el taller.

Los grabados y las playeras que se realizan en este espacio son para generar recursos para las personas privadas de su libertad, por lo que venden sus piezas en algunas galerías como Azzaro, Espacio Zapata y Cooperativa Gráfica, el dinero recabado es para que los internos puedan comprar más material para el taller, así como una prensa más grande y otros insumos, para poder trabajar y obtener recursos económicos de su trabajo como grabadores.

Han logrado grabar placas de madera.

LA BIBLIOTECA

Un librero rústico empotrado en la pared resguarda el acervo de 100 ejemplares de consulta, nutrido por donaciones de otros artistas.

“El proyecto de tener un espacio de consulta dentro del taller surgió con la idea de Jason Pfohl, quien comenzó a conseguir libros para que los internos pudieran tener referencias visuales de obras de arte”, señaló César Chávez.

Quien también externó que lo primordial de tener una biblioteca dentro del taller Siqueiros es que “los compañeros pueden tener referencia de imágenes de grabado y pintura; existe en el penal una montada por Fredy Aguilar con la donación del maestro Toledo, pero ésta se logró con algunos artistas como Ivonne Kenedy, Federico Valdez, El Taller Rufino Tamayo, Enrique Gijón y Valeria Florescano, entre otros más.

En este espacio también se muestra la comunalidad.

 

 

Relacionadas: